Empresas

Atrás

La Universidad de Murcia aprueba el nuevo reglamento que regulará la creación y su participación en EBTs

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Murcia, en sesión mantenida el pasado 12 de mayo, ha aprobado el reglamento que regula la creación y vinculación de la institución con estas empresas, enmarcadas en el ámbito de la I+D+i y que puedan surgir de proyectos emprendidos por miembros de la comunidad universitaria: PDI, PAS y alumnos.

Las Empresas de Base Tecnológica y las Empresas Intensivas en Conocimiento no Tecnológicas (EBTs/EICNT) son empresas generadas a partir de resultados de investigación, productoras de bienes y servicios, comprometidas con el diseño, desarrollo y producción de nuevos productos y/o procesos de fabricación innovadores, a través de la aplicación sistemática de conocimientos técnicos y científicos.

La importancia de este tipo de empresas ha hecho que las universidades y otras instituciones públicas de investigación les dediquen mayor atención, ya que son auténticos motores en la transferencia de conocimiento. Con su actividad, potencian el tejido tecnológico y el desarrollo económico, favorecen la creación de empleo de alta cualificación, aportan un alto valor añadido al entorno industrial y favorecen la inserción de los jóvenes en el mundo laboral.

La modificación del Reglamento de EBTs/EICNT de la UMU tiene su origen en la reforma de diferentes normativas que afectan a la actividad universitaria, donde se contempla impulsar la creación o participación en empresas surgidas a partir de la actividad investigadora. A ello se añade el mandato de establecer una normativa de regulación de esta actividad, que ha derivado en el reglamento ahora aprobado por el Consejo de Gobierno.

A lo largo de sus diecinueve artículos, el reglamento establece los requisitos que debe cumplir una  EBT/EICNT para ser considerada como tal, el procedimiento administrativo para su creación, las formas de participación de la Universidad, los deberes de las EBT, las contraprestaciones a favor de la Universidad, la participación del personal universitario, las medidas de fomento de la universidad y la creación de un registro de EBT, que dependerá de la OTRI de la Universidad.

Entre las principales novedades del nuevo reglamento se encuentran aquellos aspectos que afectan a la figura del promotor de este tipología de empresas ante la Universidad, ya que hasta ahora la potestad para  proponer su creación estaba reservada exclusivamente al PDI, mientras que en el actual texto se amplía esta posibilidad a otros miembros de la comunidad universitaria, personal de administración y servicios, estudiantes, becarios, doctores, doctorandos y egresados, con la finalidad de que los distintos colectivos que forman la comunidad universitaria puedan transformar sus conocimientos, estudios o labor investigadora en proyectos empresariales que sean viables.

Otra importante novedad radica en la valoración de las aportaciones no dinerarias de la Universidad en la constitución de estas empresas, ya que, respecto al anterior reglamento, se regula y establece un procedimiento con criterios claros para llevar a cabo dicha labor que no deja de ser unas de las más complicadas en todo proceso de constitución de una EBT-EICNT. Las aportaciones no dinerarias de la Universidad en el capital social de estas empresas, consiste normalmente en la cesión de la titularidad o del uso de conocimiento o bienes tecnológicos generados en la propia UMU a partir de resultados de investigación. Cabe también destacar como otra importante novedad la inclusión en el reglamento de un procedimiento más ágil de aprobación de la participación en el capital social de estas empresas por parte de la UMU.

Durante estos últimos años se han gestado un total de 26 proyectos empresariales en el seno de la UMU, algunos ya consolidados otros en proceso de lanzamiento, vinculados a los más variados sectores de actividad: biotecnología, bio-informática, inteligencia artificial, salud, alimentación, conservación del patrimonio bibliográfico, deportes, etc.

Con este nuevo Reglamento la Universidad de Murcia confirma su decidida apuesta por el fomento y apoyo a estas empresas como vehículo fundamental para la transferencia de conocimiento, el apoyo al emprendimiento mediante la inserción de los jóvenes en el mundo laboral y la introducción en el mercado de nuevo conocimiento o tecnología resultante de la labor investigadora generada en la Universidad.