Empresas

Atrás

Alternativas fitogenicas al empleo de antibióticos en la alimentación animal

Descripición:

La sanidad animal es fundamental para obtener alimentos sanos y seguros para el consumo humano. El Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) advirtió recientemente que las bacterias en humanos, alimentos y animales muestran una creciente resistencia a los antibióticos más utilizados. Cada vez es mayor la presión para reducir el uso los antibióticos por parte de las cadenas de distribución, los consumidores, los políticos, y las instituciones sanitarias.

En noviembre de 2014 la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha puesto en marcha un Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos, basado en la Directiva CE 2015/C 299/04, con el objetivo de reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antibióticos, reduciendo las consecuencias sobre la salud animal y humana, y preservando de manera sostenible el arsenal terapéutico existente. Entre las medidas propuestas en medicina veterinaria se encuentran la utilización prudente de los antimicrobianos sólo como curativos y nunca como preventivos. El plan nacional pretende identificar e impulsar medidas alternativas y/o complementarias de prevención y tratamiento. Entre las medidas propuestas se encuentra la investigación de estrategias nutricionales que demuestren su eficiencia para mejorar la salud animal y por tanto reducir el uso de antibióticos. 

El uso de eubióticos ayuda a mantener un adecuado balance entre bacterias deseables y patógenas en el tracto digestivo, evitando las disbiosis. Los principales eubióticos son los probioticos, prebióticos, ácidos orgánicos, enzimas, extractos vegetales e inmunomoduladores. Los aditivos en la alimentación animal están regulados por el Reglamento (CE) 1831/2003, pueden tener (1) acción sobre la inmunidad (inmunoestimuladores, inmunomoduladores), (2) modificar la microbiota intestinal (prebióticos, probioticos, simbióticos) dificultando la colonización de las enterobacterias y (3) favorecer un ambiente intestinal adecuado (enzimas, ácidos orgánicos, plantas y aceites esenciales) ayudando a la maduración de la mucosa intestinal. 

El reto actual para el sector ganadero y la industria de piensos es conseguir hacer rentables los sistemas de producción con el uso de productos naturales, sin riesgo para la salud del consumidor o para el medio ambiente. Por tanto, surge la necesidad de buscar alternativas profilácticas. En este sentido la Universidad de Murcia ofrece su experiencia en el desarrollo de estrategias basadas en el empleo de productos naturales, inocuos y seguros. Los efectos beneficiosos de los aditivos fitogénicos son mejoras significativas de ganancia media diaria, así como menor incidencia de diarreas, mejor índice de conversión y buen estado sanitario general, reduciendo los costes de la alimentación.  

La implantación de estas estrategias supone el desarrollo de diferentes acciones que forman parte de esta oferta tecnológica y que tienen como objetivo fundamental evaluar si el producto tiene el efecto beneficioso que se busca. Entre esta tareas se encuentran las siguientes:

  • Determinar y evaluar cuál debe ser la proporción adecuada de los compuestos alternativos que se debe suministrar a los animales. 
  • Determinar en qué momento de la producción de los animales hay que administrarlos, para que sea el más beneficioso por el bien de la salud del animal y una alternativa económicamente rentable. 
  •  Analizar y evaluar en granja cómo evolucionan diferentes parámetros tras el suministro del compuesto: parámetros sanitarios, de salud intestinal y  productivos.

Ventajas/Beneficios:

El empleo de compuestos fitogénicos alternativos a los antibióticos tiene las siguientes ventajas:

  • El aumento del grosor y duración de la barrera física de moco del intestino, que recubre el epitelio digestivo y funciona como una barrera defensiva.
  • Aumento de la respuesta inmune específica, con elevación de la población de linfocitos y mayor eficacia de los anticuerpos locales producidos.
  • Disminución de la inflamación y sus consecuencias negativas (dolor, reducción de consumo…).
  • Ahorro económico por el suministro más racionalizado de alimento a los animales, determinado por el análisis del momento más adecuado en la administración de los compuestos. 

Aspectos innovadores:

Posibilidad de que un nuevo compuesto intermedio consiga su validación como producto zoosanitario por parte de las autoridades competentes.

Empresas o áreas de aplicación:

  • Productores o empresas fabricantes de compuestos intermedios de aplicación en la alimentación, que estén interesados en evaluar el valor de un producto fitogénico como probiótico, prebiótico o como alternativa al empleo de los antibióticos.
  • Productores de aditivos para piensos.

Sectores en los que se incluye la oferta:

Agroalimentación

Nivel de desarrollo de la capacidad científico-tecnológica:

Disponible para el cliente.

 

Contacto