Facultad de Comunicación y Documentación

25 años de Biblioteconomía y Documentación

El 11 de julio de 1988, la Junta de Gobierno de la Universidad de Murcia aprobó el plan de estudios de la Diplomatura en Biblioteconomía y Documentación y acordó su puesta en marcha a partir del curso siguiente dentro de la oferta académica de la Facultad de Letras, si bien en esa misma reunión se plantearon los problemas de infraestructura que afectaban a ese centro y que recomendaban ubicar estos estudios en otras instalaciones, tal como finalmente se hizo (ver).

Este acuerdo supuso una serie de hitos para la Universidad de Murcia, institución académica entonces dirigida por el Rector Antonio Soler Andrés y ya plenamente asentada en el marco democrático universitario promulgado por la Ley de Reforma Universitaria. Estos hitos fueron: (1) fue el primer plan de estudios propuesto por ese equipo rectoral y (2) fue el primero cuyas asignaturas venían estructuradas según un sistema de créditos.

El apoyo decidido del entonces Vicerrector de Desarrollo Legislativo y de Planificación, profesor José Antonio Cobacho, propició la puesta en marcha de estos estudios. En la elaboración del plan de estudios y en la puesta en marcha inicial se contó con la ayuda de los profesores de la Universidad Complutense de Madrid, José López Yepes y el siempre recordado Francisco Javier Bernal Cruz (a quien con el paso del tiempo y en su memoria se le dedicó el nombre de la biblioteca del centro). En octubre de 1988 se llevaron a cabo las primeras contrataciones de profesores asociados a tiempo parcial y completo, lo que implicó la creación efectiva del área de conocimiento de Biblioteconomía y Documentación adscrita entonces al Departamento de Historia Moderna, Contemporánea y de América. Estos profesores fueron, por este orden, los compañeros José Antonio Gómez Hernández, Cristina Herrero Pascual, María Dolores Ayuso García, Ángel Peñalver Martínez, María Ángeles Jover Carrión y Juan Ros García. Al mismo tiempo, el Rector designó al profesor José Vicente Rodríguez Muñoz, titular en el área de Lenguajes y Sistemas Informáticos, como primer Secretario de estos estudios. Para entonces, ya se había asignado a la Secretaría de estos estudios a Raquel Llorente Pallarés, quien desde esa fecha ha venido siendo la responsable de la actividad administrativa de nuestra facultad. De alguna manera podemos considerarles como los "fundadores" de nuestra actual facultad, si bien ellos solos nunca hubieran podido construir lo que somos actualmente, sin la ayuda de todos los compañeros y compañeras que formamos o hemos formado parte de la misma.

Realizando una rápida sinopsis histórica nos encontramos conque, a principios del curso 1991-92, cuando aún no había terminado sus estudios la primera promoción de titulados, la Junta de Gobierno crea la Escuela Universitaria de Biblioteconomía y Documentación, designando a la profesora María Dolores Ayuso García como primera directora; asimismo se crea el Departamento de Información y Documentación a partir del área de conocimiento de Biblioteconomía y Documentación, designándose al profesor José Vicente Rodríguez Muñoz como primer director del mismo. La creación del departamento permite la puesta en marcha del programa de estudios de doctorado "Técnicas y Métodos Actuales en Información y Documentación" que, con el paso del tiempo, se transformó en el programa "Técnicas y Métodos Actuales en Comunicación y Documentación". Ya en ese momento, la escuela universitaria se había instalado en el Edificio "B" sito en la parte norte del Campus de Espinardo, paso previo al comienzo de un peregrinaje que la llevó al Edificio "C" y al Edificio "D", hasta que, al fin, en julio de 1999 se inauguró el actual edificio. En esa época ya estaba en marcha la Licenciatura en Documentación que provocó que la transformación del centro en la Facultad de Ciencias de la Documentación. El entonces director, profesor José Antonio Gómez Hernández, fue designado como primer Decano de la Facultad. En el año 2000 asumió ese cargo el profesor José Vicente Rodríguez Muñoz y la facultad comienza una época de expansión con la puesta en marcha de las Licenciaturas de Segundo Ciclo en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas, a lo que sigue el cambio de nombre en 2002 por el actual de Facultad de Comunicación y Documentación y termina con el arranque de los planes de estudio de Grado en Información y Documentación, Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas y Comunicación Audiovisual (a partir de octubre de 2010). En octubre de 2012 es nombrado decano el profesor Francisco Javier Martínez Méndez, bajo cuyo mandato finalizarán sus estudios los primeros graduados y graduadas en el marco del Espacio Europeo de Educación Superior.

Veinticinco años son más que suficientes para reflexionar sin acritud sobre lo que hemos hecho, lo que hemos dejado de hacer, en definitiva, intentar dar respuesta a las clásicas preguntas "¿de dónde venimos?" y "¿hacia donde vamos?". Es decir, esta solera, que no antigüedad, nos ha de aportar la madurez y el juicio suficiente para dar esas respuestas, ciertamente muy necesarias en el contexto actual donde los estudios de Información y la Documentación han pasado de una época de esperanza en la que las administraciones consideraban a la Cultura como una inversión para el desarrollo de nuestra sociedad, a un contexto actual donde se discute la viabilidad de los servicios y actividades culturales (sin mucha distinción entre los básicos y los superfluos), llegándose forma habitual al cierre y desmantelamiento de bibliotecas y otras instituciones afines, bien de forma parcial o de forma completa, cercenando puestos de trabajo y expectativas de desarrollo para la sociedad.

Por esto y por muchas otras razones, entre las que la irrupción masiva de las TICs seguro algo tiene que ver, parece lógico pensar que nuestro entorno social ha comenzando a demandarnos otro tipo de profesional diferente al que hemos venido formando hasta ahora. Esta efemérides puede ser quizá buen momento para comenzar a pensar seriamente en ello, porque las actuales tasas de matrícula y abandono de los estudios no auguran nada bueno con vistas a que otros compañeros, aquellos que nos sucedan cuando los que aquí estamos nos hayamos ido, puedan celebrar en el año 2038 los cincuenta años de la implantación de los estudios de Biblioteconomía y Documentación en la Universidad de Murcia.

Murcia, 1 de julio de 2013

Francisco Javier Martínez Méndez

Decano