Facultad de Comunicación y Documentación

María MolinerLa Facultad de Comunicación y Documentación solicita al Consejo de Gobierno de esta universidad, que la Biblioteca General del Campus de Espinardo pase a denominarse "Biblioteca María Moliner", "in memoriam" de la ilustre bibliotecaria, filóloga y lexicógrafa aragonesa Dª. María Moliner Ruiz (1900-1981).

María Moliner, tras finalizar sus estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza (1921), ganó unas oposiciones al Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, lo que propició que en 1924 se la destinara al Archivo de Hacienda de Murcia. En nuestra ciudad, conoció al profesor Fernando Ramón Ferrando, Licenciado en Física, con quien se casó en 1925 y también en Murcia nacieron sus dos primeros hijos: Enrique, (que llegaría a ser un célebre investigador médico en Canadá, fallecido en 1999) y Fernando, arquitecto.

Durante su estancia en la ciudad de Murcia ejerció de profesora en nuestra Universidad, dándose la circunstancia que fue la primera mujer que impartió docencia en sus aulas. A partir de entonces desarrolló una notable labor en el ámbito de los archivos y las bibliotecas, reflejada en varios textos y en el trabajo que desarrolló en calidad de vocal de la Sección de Bibliotecas del Consejo Central de Archivos, Bibliotecas y Tesoro Artístico, creado en febrero de 1937, en la que Moliner fue encargada de la Subsección de Bibliotecas Escolares. Desde siempre estuvo involucrada en el desarrollo de las bibliotecas públicas, tan escasas en su época, llegando a ser la encargada de la redacción del documento de trabajo "Proyecto de bases de un plan de organización general de las bibliotecas del Estado" que, desgraciadamente, no pudo desarrollarse por causa de la Guerra Civil. A la finalización de este conflicto, si bien fue sancionada con la degradación de muchos puestos en el escalafón administrativo, prosiguió su carrera de bibliotecaria y llegó a jubilarse como Directora de la Biblioteca de la Escuela de Ingenieros Industriales de Madrid, demostrando un increíble afán de dedicación y superación profesional.

Entrada la década de los 50 del pasado siglo, comenzó a elaborar el "Diccionario de uso del español", ingente labor de más de quince años que le otorgó notoriedad y reconocimiento unánime como lexicógrafa, no sólo en España, sino en el extranjero. Su Diccionario es una obra monumental de definiciones, de sinónimos, de expresiones y frases hechas y de familias de palabras, que aún sigue vigente, y que acaso sea corregida y aumentada, pero no preterida.

En este año de CentUM, de conmemoraciones, reconocimientos y recuerdos, por cumplirse el centenarioo de la creación de esta Universidad, estamos convencidos de que debemos mostrar nuestro reconocimiento a la trayectoria humana y profesional de Dª. María Moliner, otorgando su nombre a la Biblioteca General del Campus de Espinardo. Denominación que pone además otro jalón en la historia de la institución al reconocer las especiales circunstancias que propiciaron la relación afectiva, personal y profesional entre la autora, Murcia y su Universidad, que tuvo la fortuna de contar con su colaboración.

En Murcia, a 9 de octubre de 2014

Facultad de Comunicación y Documentación