Facultad de Comunicación y Documentación

Centum

"Murcia necesita una Universidad". Artículo de D. Pedro Jara Carrillo, 6 de diciembre de 1913

El liberal, 6 de diciembre de 1913

Hace tiempo que pensábamos tratar del establecimiento, en Murcia, de una Universidad.

Las razones que para ello tenemos no estaban fundadas en falsas bases de un murcianismo a la ligera; es el interés regional el que la reclama, es la equidad, la justicia y la necesidad.

Son muchísimos los jóvenes que, con capacidad y aptitudes para el estudio, han de renunciar a seguir una carrera superior por falta de re cursos económicos, malogrando así muchísimas vocaciones.

Murcia se encuentra situada entre importantes provincias cuyos hijos necesitan emprender largos viajes para hacer estudios de Facultad.

Valencia, Madrid, Granada son los puntos más cercanos en que hay Universidad. En media España solo hay dos Universidades, que son las situadas en Andalucía; la de Granada y Sevilla. En cambio en la parte norte se halla la mayor parte de ellas. Murcia, pues, se encuentra en admirables condiciones para tener un centro universitario.

De modo que, en esta empresa que vamos a iniciar no nos guía un interés local, con ser mucho y tener derecho a pensar en él. Es un interés regional, porque el beneficio que se produzca será para toda la región.

La ciudad de Murcia por su numeroso vecindario, por su aislamiento y lejanía de todo ambiente Universitario, por los medios de vida con que cuenta, por su clima benigno y su característica hospitalidad, es acreedora al beneficio a que se aspira.

Son, pues, poderosas, las razones que tiene Murcia para aspirar a ser capital universitaria.

Nosotros estamos dispuestos, fundados en estas razones, a llevar adelante este deseo, esta noble aspiración de la sexta capital de España.

Para ello necesitamos, solicitamos el apoyo de los murcianos y esperamos que no nos ha de faltar.

Esperanzados en ello, llevaremos nuestros deseos, los deseos de Murcia, a donde sea preciso y demandaremos el apoyo directo de todas las personalidades en la confianza absoluta de que han de prestarlo con entusiasmo.

Por ahora contamos con la valiosa ayuda de la autoridad popular del nuevo Alcalde, señor Albaladejo, que apenas le indicó nuestro compañero, Sr. Pinazo, el pensamiento de "El Liberal, lo acogió con gran cariño y entusiasmo, e hizo observaciones atinadísimas, ofreciendo hablar con el señor Baquero, autoridad indiscutible en la materia y murciano de corazón.

Este primer apoyo nos anima para emprender esta campaña por la cultura y el bien de Murcia y toda esta región.

 

(*) El Liberal fue un periódico editado en la Región de Murcia desde 1902 hasta 1939. Su línea editorial era marcadamente progresista. La evolución ideológica del periódico fue del liberalismo monárquico inicial al radicalismo de Lerroux hasta convertirse en el principal medio de comunicación republicano en Murcia. Sus directores fueron Enrique Rivas Beltrán, Mariano Perni García, Pedro Jara Carrillo y Ricardo Serna Alba. Tuvo como colaborador destacado a José Martínez Tornel con una columna diaria hasta su muerte en 1916. Siendo director Pedro Jara se potenció la campaña para la creación de la Universidad de Murcia. (Fuente: Wikipedia)

¿Cómo y por qué nació la universidad murciana?

El profesor Felipe Hernández Lorca, en la presentación de la reedición facsímil del libro "¿Cómo y por qué nació la universidad murciana?" escrito por Diego Sánchez Jara en 1967, indica que tras la publicación del artículo "Murcia necesita una Universidad" el 6 de diciembre de 1913 se logró el apoyo de otros diarios de la época, de las autoridades locales y en especial del alcalde de Murcia, Laureano Albaladejo. La adhesión fue unánime, con manifestaciones de apoyo, muchas de ellas reproducidas por El Liberal, de cuyo archivo las toma Diego Sánchez Jara. En la petición de la Universidad se hace valer la situación geográfica de Murcia, cuyo centro docente de ecuación superior podría dar cobertura a cuatro provincias, no sólo por su proximidad sino por la facilidad en las comunicaciones, y se argumenta que las universidades más cercanas son Valencia, Madrid y Granada. No era la primera iniciativa del diario, pues como recuerda El Tiempo, en su editorial titulado Para el bien, unidos, publicado el 8 de diciembre, en le que se adhiere a la idea del colega, ha habido una anterior, fracasada: el intento de traer a Murcias las oposiciones a Escuelas. En este caso el diario fundado y dirigido por Nicolás Ortega Pagán se suma a la iniciativa, aunque no muy convencido del éxito: "Nuestro colega El Liberal nos viene hoy con la demanda de una mejora para Murcia que no es la primera vez que se ha intentado ni la última, por cierto, que se intentará", dice.

Para el bien, unidos

Nuestro colega "El Liberal" nos viene hoy con la demanda de una mejora para Murcia que no es la primera vez que se ha intentado ni la última por cierto, que se intentará.
Pide el colega el concurso de todos para conseguir una Universidad.
Bien sabe el colega lo difícil que se hace conseguir algo en materia de Instrucción Pública.
Reciente está el esfuerzo hecho por "El Liberal", y por cierto que resultó muy simpático, de traer las oposiciones a Escuelas a Murcia y aunque se trataba de una época liberal, en la cual la Editorial gozaba de poderoso influjo, el colega se lamentaba del desvío del Ministro de Instrucción Pública.
Esta nueva demanda es sin duda de más importancia y por eso nos tememos que, a pesar de los buenos deseos, sean tantas las dificultades, que sea difícil orillarlas.
A pesar de ello, nosotros estamos siempre al lado de quien lo intente.
De ahí que nos sumemos muy gustosos a la demanda de "El Liberal".

(Del artículo publicado en el periódico "El Tiempo" el 8 de diciembre de 2013 respondiendo a la demanda de "El Liberal").

(*) El Tiempo fue un periódico de la Región de Murcia. Se publicó durante el primer tercio del siglo XX. Su ideología era conservadora.
Se fundó en 1908, su primer director fue Nicolás Ortega Pagán, que trabajaba anteriormente en el diario La Verdad. Su contenido era de tipo general acogiendo noticias, opiniones, anuncios y temas culturales. Se trataba por tanto de un diario de información general. Su idelogía se encontraba ligada al político y ministro Juan de la Cierva y Peñafiel, aunque se definía como periódico independiente, pero no se trataba de un diario radical. Fue incautado al principio de la Guerra Civil y pasó a llamarse Confederaciones.