Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa

Nuestro proyecto

Nuestro proyecto justifica la responsabilidad social corporativa (RSC) como una forma de buen hacer en negocios, de ser responsable en la contratación de los trabajadores, de establecer procedimientos de gestión respetuosos con el medio ambiente o de establecer relaciones de calidad y confianza con proveedores y clientes. Es por ello, que consideramos que no es exclusiva de las grandes empresas en la búsqueda de reputación. Hay que tener presente que la RSC no es un conjunto de actividades altruistas o filantrópicas destinadas a ser mero argumento de marketing. No debemos olvidar que la razón de ser de la empresa es obtener beneficios, o de lo contrario desaparecerá. Es necesario integrar la RSC en la estrategia global de la empresa, para que los beneficios sean económicos y sociales, garantizando la competitividad a largo plazo de la empresa y su desarrollo sostenible en el tiempo.

Así lo entiende la Unión Europea, cuando se refiere a la RSC como "la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores" (Comisión de las Comunidades Europeas, 2001, p. 7).

Guía buen gobierno PYMES

Por ello creemos que en las PYMES se aplica mas RSC de lo que pudiera parecer. Hemos de tener en cuenta que las PYMES son el sustento de la economía española ya que representan el 99,87% de las empresas españolas, aportando el 70% de PIB y empleando al 60% de la población, pero no solo son las que más contribuyen a la economía y a la creación de puestos de trabajo, sino también las que mantienen una cercanía y un trato mas personal con los diversos agentes al tiempo que su flexibilidad les aporta valor para adaptarse a los cambios sociales.

No en vano estos vínculos son el centro de las relaciones en las empresas de economía social; desde su origen las cooperativas de trabajadores y los sistemas de participación, integran en su naturaleza los intereses de los grupos sociales con los que se interrelacionan asumen espontáneamente responsabilidades sociales y civiles.

Es necesario por tanto evidenciar teorías sobre la RSC en la pequeña empresa. Es diferente por su naturaleza, no solo por el tamaño. La gerencia de la pequeña empresa es ejercida, a menudo, por el propietario, permaneciendo así el control en sus manos y la posibilidad, por tanto, de distribuir los recursos según sus criterios (Spence y Rutherfoord, 2001, p. 127). En las pequeñas organizaciones, la responsabilidad social refleja, a menudo, los valores personales de quien ostenta la propiedad, por lo que es más difícil separar sus responsabilidades sociales, como persona gestora y como ciudadano individual, que en la gran empresa.

Por ello, es importante demostrar que actuar con una gestión responsable no es un coste, sino por el contrario, la garantía de supervivencia a largo plazo; son objetivos de este observatorio:

  • Conocer qué hacen y no hacen las pymes en materia de RSC.

  • Relación entre prácticas y comunicación.

  • Factores explicativos: Tamaño, sector, valores, carácter familiar, situación económica.

  • Relaciones entre RS y eficiencia.