Facultad de Bellas Artes

El Título Universitario de Licenciatura en Bellas Artes se implantó en el año 2000 en la Universidad de Murcia, gracias una apuesta del Rector D. José Ballesta Germán por la cultura artística en la región, nombrando para ponerla en marcha como Decano-Comisario al profesor D. Juan Romera Agulló. Con este proyecto ambicioso, se vino a llenar un hueco evidente en una comunidad autónoma con unas especificidades culturales propias. Hasta ese momento el sureste de España carecía de algún centro de educación superior dedicado a la formación universitaria en Bellas Artes. Hay que considerar que Murcia es una región que está experimentando permanentemente un cambio profundo de modernización social y económica y dentro de ese proceso generalizado, se está desarrollando una industria cultural a todos los niveles: nuevos museos y centros culturales públicos y privados, programas y variadas actividades culturales de distintas fundaciones, industria audiovisual, empresas del diseño, etc.

En ese contexto cultural, social y económico, la Facultad de Bellas Artes como institución, y en concreto los estudios superiores de Bellas Artes, están jugando, y deben de seguir haciéndolo en el futuro, un papel imprescindible en la formación de artistas y profesionales de la creación y la cultura, que respondan a las demandas crecientes de su entorno. De hecho, es en el ámbito de la creación plástica y de la industria cultural donde, junto a la enseñanza y al emprendimiento artístico, encuentran sitio preferentemente los egresados de la actual titulación de Grado en Bellas Artes y Máster en Producción y Gestión Artística.

La Licenciatura en Bellas Artes antes de la implantación del EEES, creció y se desarrolló provisionalmente en un espacio universitario asignado, el Aulario Norte del Campus de Espinardo. Con el paso del tiempo se fueron superando poco a poco las vicisitudes y dificultades de la impartición de esta titulación en ese espacio no diseñado para esas funciones. Pues los estudios de Bellas Artes necesitan instalaciones especiales, espacios adecuados, talleres plásticos y dotaciones de infraestructura muy específicos para el adecuado desarrollo docente de las asignaturas que los conforman, teniendo unas características distintas en cada una de las áreas o materias.

En esa época, el espacio dedicado a la gestión, decanato y despachos del profesorado estaban ubicados en el Centro Social Universitario del Campus de Espinardo.

Unos años más adelante, en el 2005, se inaguró en la zona norte del Campus de Espinardo el que sería el edificio docente definitivo, la Fase I de la Facultad de Bellas Artes, trasladando allí, casi en su totalidad, la docencia a este nuevo espacio docente. Además de una tienda de productos artísticos para los universitarios. Este centro ofrece a la facultad unos talleres idóneos, con grandes espacios para la docencia de sus distintas áreas y materias, además contamos con el pabellón de carpintería en el Edificio D, donde se continuaron impartiendo algunas asignaturas del área de escultura, destinando ese edificio a talleres y se consolidó como edificio Anexo a la Facultad de Bellas Artes.

Una vez ya implantados, en 2009, mediante la verificación de la agencia nacional (ANECA), el Grado en Bellas Artes, con 240 créditos ECTS,  el título de Máster en Producción y Gestión Artística, con 60 créditos ECTS y también el Doctorado en Bellas Artes, se inauguró en 2009 la II Fase del edificio de la Facultad de Bellas Artes, el que sería el módulo administrativo, donde están ubicados los Departamentos, los despachos del profesorado, el Salón de Grados, la Sala de Estudios, y la gran Sala de Exposiciones. Además el nuevo edificio cuenta con un vestíbulo principal, una agradable cafetería y con el resto de zonas comunes, completándose así con este nuevo edificio la segunda fase definitiva del proyecto que dio comienzo con la construcción de las aulas y talleres.

Aunque es un centro con infraestructuras adecuadas y perfectamente dotado en lo material, en esta facultad lo más importante son nuestros alumnos, a los que va dirigida la docencia, para ello la facultad cuenta con una plantilla de profesorado competente y dinámico, perfectamente formado que da la orientación y formación adecuada a los estudiantes, para su mayor crecimiento cultural y personal. Apoyado también por los Técnicos Especialistas y por todo el personal de administración y servicios PAS, que en todo momento se preocupan de facilitarnos el trabajo.

En todos estos años de singladura la facultad ha intentado abrir sus puertas al exterior realizando relaciones y convenios con distintas instituciones y empresas locales, regionales, nacionales e internacionales, para la realización de prácticas de nuestros alumnos, en colaboración con el COIE.

A nuestros alumnos se les ha facilitando, dentro de su periodo de estudios, la movilidad nacional, dentro del Programa Sicue-Séneca a las distintas Facultades de Bellas Artes de España, ya que con todas ellas tenemos abierto convenio de intercambio: http://sicue.um.es. En la Facultad de Bellas Artes también se potencia la movilidad internacional y la formación artística y plástica en el extranjero, así con diferentes facultades, escuelas e instituciones artísticas de diversos países de Europa se han abierto convenios de intercambios de estudiantes y docentes dentro del Programa Erasmus, como en Francia, Italia, Portugal, Polonia, Rumania, Grecia. Además también apoyamos a los alumnos a realizar prácticas internacionales dentro del Programa Erasmus Prácticas. Mas información de este Programa en: http://erasmus.um.es

La movilidad de los universitarios también se favorece en otras zonas más alejadas como en América, en USA con el Programa ISEP, http://isep.um.es y con Iberoamérica con el Programa ILA http://ila.um.es.

Entre los órganos de gestión de la Facultad de Bellas Artes se encuentran el Decanato, el Departamento de Bellas Artes y la Secretaría. Otros órganos de toma de decisiones son la Junta de Centro y el Consejo de Departamento. También existen diferentes Comisiones que contribuyen a que la documentación y la burocracia se lleven con  diligencia y agilidad. La Delegación de Alumnos con las representación de los Delegados y Subdelegados acometen  temas referentes a los estudiantes y la Conserjería se encarga del acceso al centro y a los aulas y talleres.

Para concluir, la aportación más significativa del los estudios de la Facultad de Bellas Artes en nuestra universidad, es la de formar artistas capaces de aportar criterios y dar respuestas creativas a los problemas que surjan en la evolución y desarrollo de las manifestaciones artísticas del siglo XXI. Para ello, el alumno tiene a su disposición los espacios y talleres más adecuados que esta formación requiere y que la universidad pública les ofrece.