REVISTA ELECTRÓNICA DE ESTUDIOS FILOLÓGICOS



Excmo. Sr. D. LUIS RUBIO GARCÍA, filólogo e historiador. Semblanza bio-bibliográfica  
Joaquín Hernández Serna
(Universidad de Murcia)

 

        

El día 14 de diciembre de 2001 falleció el Profesor Rubio García. La vida le hizo una mueca irónica: casi a la misma hora se le nombraba Miembro Correspondiente de la Real Academia de la Historia. Conociendo su estado, a petición de Eloy Benito Ruano, Secretario de la docta Institución, tres días antes remití su currículum para el preceptivo dossier académico.

         No llegó nuestro Profesor a conocer su nombramiento: el mismo día de su fallecimiento me telefoneó don Eloy Benito para comunicarme su nombramiento y, unos pocos días más tarde, su viuda, Mercedes Hernansáez de Dios, recibía de la Academia una carta de pésame y la credencial del honor concedido:

 

“REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA”

         “Esta Real Academia, en su junta de hoy, ha admitido en la clase de CORRESPONDIENTE a

D. LUIS RUBIO GARCÍA

en atención a concurrir en su persona la instrucción literaria y demás circunstancias que prescriben los Estatutos Corporativos.

         En testimonio de lo cual se expide este título, formalizado con el sello mayor y las firmas abajo estampadas”.

 

         ¡Justo reconocimiento a una vida dedicada a la investigación filológica e histórica!

 

………………………………………

 

         Mi trato con él, la amistad leal que nos profesamos, la confianza que me concedió me permiten recordar los tópicos versos de Lope de Vega: “El hombre que todo es alma / está cautivo en su cuerpo”.

         Don Luis fue un hombre bueno, bondad que contagiaba a cuantos con él convivíamos. Era una curiosa mezcla de cristiano y hedonista buscando en todo y en todos lo más positivo; si algo le desagradaba, lo manifestaba en voz tan baja que apenas se le oía. Hasta sus infantiles enfados agradaban: verlo defender sus “ideas”, sin jamás abdicar de ellas un ápice con el paso del tiempo, era verdaderamente placentero provocando la sonrisa.

         Se marchó como vivió: silencioso, rápido, apenas sin darse cuenta. Y se marchó como cristiano buscando la fama eterna quien tanto había escrito sobre la idea de la fama.

         La vida, tras las etapas duras de sus inicios profesionales, lo trató bien: había formado un hogar feliz, con su esposa y cinco hijos, docenas y docenas de publicaciones y cientos de agradecidos alumnos.

         Se marchó tras haber derramado sobre los demás su afecto, como buena persona y buen “maestro”. Se conformaba con muy pocas cosas: sus documentos, su máquina y sus amigos. Sus risas, sus chistes picarescos, resonarán siempre en nuestra memoria como resonaron en nuestros despachos o a la hora del “cortado” de las diez y media. Sin duda de él se puede afirmar: “Bonum est diffusivus sui”.

         No es el caso ahora, Luis, de hacerte un panegírico. Sólo ofrecer fiel testimonio de ti a futuras generaciones, ya que los que te conocimos siempre te tendremos presente.

 

1. NOTAS BIOGRÁFICAS

         En 1924, en plena efervescencia catalanista, nació Luis Rubio García en Lérida, en donde cursó los estudios primarios y secundarios. En la Universidad Central de Barcelona estudió y se licenció en Filosofía y Letras, Sección de Filología Románica. Nos recordaba machaconamente a algunos de sus maestros: don José María Castro y Calvo y don Martín de Riquer.

         Se trasladó como becario a Madrid para efectuar sus Cursos de Doctorado y realizar su Tesis Doctoral bajo la dirección de su siempre admirado maestro don Rafael Lapesa Melgar. Y en la Universidad Central se doctoró con su Estudio Histórico Lingüístico del Antiguo Condado de Ribagorza. De estos años recordaba con afecto – y guardaba sus “apuntes”– a don Dámaso Alonso y sus cursos de Filología Románica, a don Rafael Lapesa y sus cursos de Historia de la Lengua Española y al Profesor Gili i Gaya y sus cursos de Fonética. He visto entre sus publicaciones las libretas amarillentas de las enseñanzas de aquellos maestros.

         De 1948 a 1951 fue Becario del Instituto de Estudios Ilerdenses (Patronato José María Cuadrado del CSIC) y en los años 1952 y 1953 Becario del Instituto “Miguel de Cervantes” del mismo Consejo.

         Por estas fechas se lanzó Rubio García a la vorágine de las entonces muy “tenebrosas oposiciones”, viviéndolas tan intensamente que, años más tarde, nos sorprendió, siendo ya Catedrático de Universidad, con una novela, La Montaña, en gran medida autobiográfica.

         Pronto comenzó a cosechar éxitos como opositor y, en 1954, ingresó en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, profesión que en gran medida marcó su vida, sus estudios, sus investigaciones. Desempeñó su primer destino como bibliotecario en la Biblioteca Universitaria de Zaragoza.

         Rubio García siguió un incansable camino preparando nuevas oposiciones, impartiendo Cursos para Extranjeros en las Universidades de Santander y Jaca y siendo Ayudante de Lengua y Literatura Españolas de la Universidad de Zaragoza, bajo la dirección de don Francisco Ynduráin. Eran los años 1955 y 1956.

         Como Becario de Intercambio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas permaneció durante dos años, 1958 y 1959, en la Universidad de Colonia asistiendo a los cursos de Filología Románica impartidos por los profesores Schalk y Piel. Propuesto por el Profesor Harri Meier, llegó a firmar un contrato con la Universidad de Bonn, pero la Administración española detuvo su aventura alemana obligándole a reintegrarse en el Cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, siendo destinado a Murcia como Director de la Biblioteca Pública Provincial y Director del Archivo Histórico Provincial, quedando vinculado desde entonces a nuestra tierra, casándose con una murciana y teniendo a través de los años cinco hijos murcianos. Su adaptación a Murcia fue evidente y, si bien le recibió Murcia, él igualmente le correspondió. Como murciano fue siempre reconocido – aunque sabemos que en su corazón llevaba a un “catalán de Lérida” escondido – y, como premios a su buen hacer y murcianía, fue nombrado Académico de la Real Academia “Alfonso X el Sabio” de Murcia, Miembro de la Asociación de Amigos de la Arrixaca, etc., al margen de una serie de cargos docentes y administrativos para los que fue propuesto y desempeñó en la Universidad de Murcia.

         Siguió su camino de opositor y, en 1962, obtuvo la Cátedra de Alemán del Instituto de Enseñanza Secundaria “Ausias March” de Barcelona; mas, apenas tomó posesión, fue trasladado a la de la misma denominación del Instituto “Alfonso X el Sabio” de Murcia. Con anterioridad, en 1961, había sido nombrado Profesor Contratado de Filología Románica en nuestra Facultad de Filosofía y Letras, y, en 1965, opositó a una Cátedra de Filología Románica alcanzando la de La Laguna en donde apenas si estuvo un mes siendo nombrado Catedrático de Filología Románica de la Universidad de Murcia, puesto creado apenas hacía un año.

         Desde su Cátedra, y hasta el momento de su fallecimiento, enseñó, investigó, impartió Cursos de Doctorado, dirigió una serie de Tesis Doctorales, presidió oposiciones de Bachillerato y de Universidad y, sobre todo, formó una escuela de Catedráticos de Enseñanza Secundaria y de Universidad repartidos por toda la geografía española.

         En medio de tantos trabajos jamás dejó lo que, pienso, fue más importante para él, su auténtica vocación: la investigación. No dejaba pasar un solo día sin escribir para un libro, un artículo, un periódico. Confieso que era sofocante verle en pleno mes de agosto, en su periodo vacacional, venir desde la playa con uno de sus amigos para pasar la mañana en su despacho desentrañando documentos y redactando páginas. Y todo lo publicó con su vetusta Olivetti de los años cincuenta, que afortunadamente guardo como recuerdo.

         Su capacidad y dinamismo le llevaron a ocupar relevantes cargos de gestión universitaria: Secretario General de la Universidad, desde 1968 a 1974, años de sorprendente expansión universitaria murciana con la creación de nuevas Facultades y Escuelas en el nuevo Campus de Espinardo. Cesó como Secretario General cuando salió elegido como Decano de la Facultad de Filosofía y Letras, puesto que desempeñó desde 1974 a 1978, años difíciles de reestructuración de nuestra Facultad y de inolvidable inquietud revolucionaria universitaria. Al cesar como Decano volvió a su antiguo puesto de Director del Departamento de Filología Románica, cargo que ostentó hasta 1987 dejándolo por la novísima estructuración departamental.

         Se iba acercando su merecida jubilación y los integrantes de las ya existentes dos Cátedras de Filología Románica, con ayuda de todas las Entidades universitarias y académicas murcianas, preparamos el justo Homenaje al Prof. Rubio García, ofreciéndoselo el día 1 de mayo de 1989 con toda solemnidad y representación de toda la Universidad española: tres importantes y voluminosos tomos que ofrecían estudios de los más prestigiosos investigadores de la Universidad española y extranjera.

         Tras la jubilación fue propuesto, por sus méritos, por unanimidad del Departamento, la Facultad de Letras y la Junta de Gobierno de la Universidad para Profesor Emérito que, con el mismo espíritu y responsabilidad de toda su vida, desempeñó hasta su fallecimiento. Durante sus años de Emérito de su vieja máquina salieron libros y libros y artículos tras artículos.

 

2. BIBLIOGRAFÍA

         2.1. LIBROS

         Introducción al estudio de las representaciones sacras en Lérida. Prólogo de S. Gili i Gaya, Lérida, Instituto de Estudios Ilerdenses, 1949. 90 pp. + 4 láms.

         Con una nutrida documentación hallada en el Archivo Capitular de Lérida estudia las representaciones sacras de dicha ciudad. Divide la materia en dos partes de acuerdo con los ciclos litúrgicos de Navidad y Pascua de Resurrección; especial interés presta al estudio del “Misterio de la Colometa”. Se centra, por otra parte, en la Procesión de Corpus y documenta su reglamentación, traza los itinerarios seguidos, el coste y mantenimiento de la custodia, etc. Particular interés adquiere el estudio que ofrece de los entremeses que en el curso de la procesión se escenificaban.

         En las fechas que vio la luz esta publicación fue una importante aportación al poco estudiado teatro medieval hispánico.

 

         Estudio Histórico lingüístico del antiguo Condado de Ribagorza. Instituto de Estudios Ilerdenses, Lérida, 1955. 162 pp. + 2 láms.

         Fue la publicación de la Tesis Doctoral de Rubio García, debidamente preparada y aumentada. A través de un estudio histórico del antiguo Condado dilucida la frontera lingüística de las áreas del catalán y del aragonés, frontera que prácticamente ha llegado hasta nuestros días.

         La investigación aparece dividida en varios apartados: límites históricos del Condado, series genealógicas de los Condes de Ribagorza, la iglesia en Ribagorza y problemas de elección de Obispo.

         A ello sigue un severo estudio fonético basándose en una exhaustiva documentación conservada en el Archivo Histórico Nacional, referida a los monasterios de San Victoriano de Obarra, así como en el Archivo Capitular de Lérida. 

         Concluye el Profesor que el dialecto ribagorzano es como una lengua puente entre el catalán y el aragonés.

         La documentación manejada estaba inédita hasta esta publicación.

 

Caracterización del catalán. Publicaciones de la Universidad de Murcia, Murcia, 1967. 65 pp.

         Discurso de Apertura del Curso Académico 1967 – 68, pronunciado en el antiguo Salón de Grados de la Facultad de Derecho.

         Se plantea con valentía la tradicional y polémica posición del catalán respecto de las lenguas galorrománicas e iberorrománicas. Revisa las tesis de Meyer Lübke, Menéndez Pidal, Amado Alonso, Badía Margarit…

         Usando de una metodología histórico – comparatista analiza una serie de fenómenos fonéticos, morfosintácticos, semánticos, etc., llegando a la conclusión del indubitable parentesco del catalán con el provenzal.

 

         Estudios sobre la Celestina. Publicaciones de la Universidad de Murcia – Departamento de Filología Románica, Murcia, 1971. 241 pp.

         Tres artículos, anteriormente publicados, son ahora ampliados en esta monografía. La primera parte ofrece el estado de la cuestión sobre problemas considerados fundamentales en la obra: judaísmo de Fernando de Rojas, discusión sobre la autoría única o de dos escritores, análisis del sentido cristiano y del amor en La Celestina… Para este último problema Rubio García sigue la doctrina tomista resultando, de acuerdo con ella, que los amantes Calixto y Melibea habían transgredido la Ley y provocado un desequilibrio moral que sólo quedaría reconstituido con la muerte de los culpables.

         Una segunda parte de la monografía está dedicada a la crítica, ciertamente dura, de la obra El mundo social de La Celestina, de J. R. Maravall quien, ¡curiosa coincidencia!, también analizará a la luz de la doctrina tomista el final de los amantes; la obra de Maravall es cronológicamente posterior a la publicación del artículo de Rubio García.

         En una tercera parte intenta nuestro investigador solucionar el problema de la localización del drama concluyendo, en base a una minuciosa documentación, que se trata de la ciudad de Salamanca, haciendo una distinción entre “huerto” y “huerta” de la Celestina, no planteado con anterioridad. Del mismo modo lleva a cabo una detallada localización temporal de la obra, acabando con una demostración del carácter noble de las familias de los amantes frente a la hipótesis de Maravall que los consideró burgueses enriquecidos.

 

         Los documentos del Pilar. Institución “Fernando el Católico”, Zaragoza, 1971. 242 pp.

         Fruto de los años de trabajo en el Archivo del Pilar de Zaragoza fue esta colección de 296 documentos todos ellos del siglo XII salvo los dos primeros que pertenecen al XI. Los documentos son tanto reales como particulares. Y, aunque la mayoría se refieren a la ciudad de Zaragoza, hay otros relacionados con comarcas lejanas, aunque guardando relación con el cabildo zaragozano.

         Libro de particular interés tanto para el filólogo como para el historiador, tanto para el estudio del estado de la lengua como de la historia de la reconquista y repoblación del Valle del Ebro.

 

         Textos comentados del francés antiguo. Publicaciones de la Universidad de Murcia – Departamento de Filología Románica, Murcia, 1971. 157 pp.

         Se trata de la primera crestomatía del francés antiguo en español, textos comentados que durante generaciones sirvieron de guía a estudiantes y opositores.

         Libro absolutamente pedagógico, “para clase”, en los que se analizan todo tipo de fenómenos lingüísticos en los “Juramentos de Estrasburgo”, “Secuencia de Santa Eulalia”, “Vida de San Alejo” y “Canción de Roldán”.

         La metodología empleada es muy académica: cada texto va precedido de una introducción sobre la datación del mismo, circunstancias históricas y filológicas en que aparece, etc. Sigue a ello la presentación del texto, su traducción al español y un minucioso estudio, palabra por palabra, fonético, morfosintáctico, etc., del mismo.

 

         Realidad y fantasía en el Poema de Mío Cid. Publicaciones de la Universidad de Murcia – Departamento de Filología Románica, Murcia, 1972, 301 pp. + 4 láms.

         Durante mucho tiempo se mantuvo la interpretación pidaliana del Poema como un producto juglaresco y, contra tal interpretación, nos previene Rubio García en su libro: para él el Poema es fundamentalmente una elaboración culta, entregada a los juglares para su difusión oral. El lugar del nacimiento de la leyenda del Cid se centraría en el Monasterio de Cardeña siendo su autor un monje del mismo. Para justificar su teoría Luis Rubio García analiza detalladamente una serie de topónimos presentes en diversos episodios e, igualmente, lleva a cabo un minucioso estudio, muy documentado, del comitatus del Cid, quedando claro a nuestro investigador que, salvo un par de personajes del Poema, los restantes no estuvieron históricamente relacionados con el épico adalid y, por el contrario, todos ellos estaban enterrados en el citado Monasterio de Cardeña provocando, con casi toda probabilidad, la intención de un monje de reunirlos en un poema a cuantos estaban enterrados en tumbas tan próximas.

         Procura demostrar Rubio García que el Poema contiene más fantasía que realidad histórica.

         Adquiere especial importancia el noble empeño del Profesor por buscar una justa reivindicación de la noble figura del rey Alfonso VI tan maltratada, a veces, por la historiografía y la historia de la literatura españolas.

 

         Estudios sobre la Edad Media española. Publicaciones de la Universidad de Murcia. Departamento de Filología Románica, Murcia, 1973. 291 pp. + 5 láms.

         Colección de cinco artículos, notablemente revisados, publicados con anterioridad en revistas de Lérida, Madrid y Murcia con los siguientes títulos: “Las representaciones sacras en Lérida”, “Algunas noticias sobre los juglares de Lérida”, “La creencia en Santiago”, “¿Tolerancia o intolerancia?” y “De nuevo sobre el Cid”.

         El primero de ellos es un valioso complemento a su libro Las representaciones sacras en Lérida. El segundo ofrece importantes datos sobre la existencia de músicos, danzantes y juglares en Lérida, el auge de su presencia hasta el siglo XV y posterior decadencia. En el tercero, “La creencia en Santiago”, Rubio García se aparta de la interpretación ofrecida por Américo Castro alineándose, en parte, con las opiniones de Sánchez Albornoz para afirmar que la sociedad medieval hispana estaba profundamente imbuida de religiosidad cristiana y, en consecuencia, fue intolerante en materia religiosa con judíos y musulmanes. Rubio García siempre apoya sus opiniones en una sólida base documental. Por último, en “De nuevo sobre el Cid”, el investigador ofrece una visión histórica del personaje con apoyaturas severas en crónicas y documentos en diferentes archivos.

 

         Reflexiones sobre la lengua catalana. Publicaciones de la Universidad de Murcia, Departamento de Filología Románica, Murcia, 1977. 209 pp.

         Se adentra Luis Rubio en diversos problemas que plantea o ha planteado la lengua catalana. Inicia su estudio con unas reflexiones históricas estudiando las dudosas fronteras lingüísticas catalanas, para pasar a criticar datos y teorías hasta la fecha emitidos sobre número de hablantes de catalán, distinción entre catalán oriental y occidental, causas de la división dialectal, etc. El capítulo más llamativo del libro tal vez sea el dedicado a la “Reforma Fabra”, siempre tan discutida, que, según nuestro investigador, complicó innecesariamente la lengua catalana no sólo con incansables y caprichosas normas sino, en un desmedido afán separatista, intentando obviar la influencia castellana durante siglos: desarraigó multitud de términos, aceptados durante siglos, ocupando su lugar voces arcaicas y galicismos. Reprocha a Fabra particularmente el haber llevado a cabo su reforma basándose, para sus diccionarios y gramáticas, en una sola modalidad del catalán: el oriental.

 

         Documentos lingüísticos catalanes. Universidad de Murcia – Departamento de Filología Románica, Murcia, 1979. 354 pp.

         Siguiendo el camino trazado para Castilla por Menéndez Pidal, Rubio García ofrece 232 documentos catalanes de la Alta Edad Media, muchos de ellos inéditos. Los documentos aparecen ordenados según los diversos condados catalanes, permitiendo observar ya en aquel tiempo claras diferencias dialectales catalanas.

         Los condados históricos con sus documentos aparecen completados por las correspondientes comarcas de su entorno geográfico: Ribagorza, Pallars (Alto y Bajo Noguera), Urgel (Solsona, Segarra, Bajo Urgel), Cerdaña (Conflent), Osona–Minorisa (Berga), Barcelona (Maresma, Vallés, Penedés, Igualada), Gerona (Besalú, Peralada, Ampurias) y Rosellón.

         El libro va acompañado de un muy útil aparato de “índices”: toponímico, antroponímico, lexical con sus correspondencias castellanas, etc. En suma: libro muy útil a los estudiosos de la lengua catalana medieval y su dialectología.

  

         Del latín al castellano en las Escrituras Reales. Publicaciones de la Universidad de Murcia – Departamento de Filología Románica, Murcia, 1981. 74 pp.

         En este breve libro el profesor Rubio García aporta importantes datos sobre la fecha de la disposición en que se prevenía que los documentos de la Cancillería dejasen de expedirse en latín y fuesen escritos en romance.

         Tras examinar diversos testimonios históricamente documentados, el investigador concluye que hecho tan importante para la lengua castellana debió producirse en la época de Alfonso X, exactamente en 1260. Parece, de acuerdo con los datos ofrecidos por Rubio, que ya Jaime el Conquistador, suegro del Rey Sabio, había dictado una provisión parecida; por lo que ambos reconocieron de iure la realidad cultural del romance adelantándose al resto de los países neolatinos.

         El libro va acompañado de una colección de documentos romances emanados de la Cancillería de Alfonso VIII así como de una serie de documentos inéditos del primer tercio del siglo XIII, procedentes del Libro Becerro de Toledo.

 

         La procesión de Corpus en el siglo XV en Murcia y religiosidad medieval. Academia “Alfonso X el Sabio”, Murcia, 1983. 118 pp.

         Ampliación del discurso de Rubio García en su ingreso como Académico de Número de la Real Academia “Alfonso X  el Sabio” de Murcia, en junio de 1983.

         Podemos distinguir dos partes en el libro: un ensayo sobre la religiosidad medieval tomando como paradigmas tres personalidades que alcanzaron gran relieve en la Edad Media murciana: Jaime el Conquistador, Alfonso X el Sabio y el Adelantado don Juan Manuel.

         La segunda parte de la obra está centrada exclusivamente en la Procesión de Corpus en la Edad Media murciana, particularmente en el siglo XV, a través de una extensa documentación encontrada en actas del Concejo murciano y del Cabildo catedralicio.

 

         Documentos sobre el Marqués de Santillana. Publicaciones de la Universidad de Murcia – Departamento de Filología Románica, Murcia, 1983. 202 pp.

         Importante aportación para descubrir el cabal perfil biográfico del Marqués de Santillana e igualmente su relevante obra literaria.

         Es de resaltar los 32 documentos inéditos que Rubio ofrece sobre el escritor procedentes de la Colección Salazar depositada en el Archivo de la Academia de la Historia. Con tales documentos penetramos en características muy humanas de don Iñigo López de Mendoza como Capitán Mayor de la Frontera en la tregua de Granada en 1439, entendiendo su actuación por las cartas cruzadas entre el político y escritor, el rey Juan II y el Condestable Don Álvaro de Luna.

 

         Estudios sobre La Celestina. Universidad de Murcia – Departamento de Filología Románica, Murcia, 1985, 2ª edición aumentada. 296 pp.

         Agotada la primera edición, Rubio García redactó esta segunda añadiendo nuevos datos y, sobre todo, el capítulo que titula “Nuevas consideraciones”.

         Replantea el problema de la autoría de la obra y, apoyándose en investigaciones de hispanistas extranjeros y en sus propias reflexiones y datos, defiende la existencia de un único autor. Añade nuevos argumentos contra Maravall para demostrar la nobleza de Calixto y Melibea y de sus familias. Delicioso capítulo es el dedicado a las transformaciones sentimentales de Melibea. Documenta una serie de cuevas existentes en Toledo y Salamanca; apoyado en documentos, afirma que la “cueva” de la vieja Celestina estaba en Salamanca.

         Particular atención presta al estudio de la topografía de la acción de la obra, ofreciendo una serie de croquis de los distintos escenarios en que se desarrolló la tragedia, siempre en Salamanca.

 

         La Procesión de Corpus en el siglo XV en Murcia. Real Academia “Alfonso X el Sabio” de Murcia, Murcia, 1987. 192 pp.

         Nuevos documentos hicieron posible la revisión de la obra publicada en 1983.

         Para demostrar el esplendor religioso de la Murcia del XV ofrece documentos de la contribución económica a la Procesión por parte de los tres relevantes estamentos medievales: Municipio, Iglesia y Gremios; si bien el Cabildo era el encargado de organizar el acontecimiento quienes lo sufragaban prácticamente eran el Cabildo y las Cofradías que desfilaban tras sus respectivos pendones y estandartes.

         Especial interés tiene la documentación ofrecida sobre la participación de gentes que alegraban el cortejo con músicas, danzas y escenificaciones provocando el entusiasmo del público. Es de resaltar que el investigador ofrece dieciocho títulos diferentes de Misterios que se escenificaban durante el cortejo.

 

         La Corona de Aragón en la reconquista de Murcia. Servicio de Intercambio y Publicaciones de la Universidad de Murcia, Murcia, 1989. 149 pp.

         Siguiendo nuestro autor su costumbre, reúne en este libro tres breves artículos, que ahora aparecen muy ampliados, anteriormente publicados. Los agrupa bajo un denominador: el papel desempeñado por la Corona de Aragón en la conquista de Murcia y su posterior repoblamiento.

         En la primera parte, “Jaime I y Murcia”, relata los hechos de armas acaecidos en el sitio y toma de la ciudad de Murcia y la posterior devolución del Reino a su yerno Alfonso X aunque dejando el monarca aragonés buena parte de su séquito, como colonos y propietarios, en Murcia. Esta parte es una evidente ampliación del discurso que Rubio García pronunció en el Excelentísimo Ayuntamiento de Murcia con motivo de los solemnes actos celebrando el Séptimo Centenario de la Muerte de Jaime I.

         La segunda parte del libro había aparecido, mucho más breve, en el artículo “El habla de Murcia en tiempos de Sancho IV (1284 – 1295)”, que anteriormente había sido leído como Discurso de Apertura del Curso Académico, como hemos precisado anteriormente. En esta parte lleva el investigador a cabo un severo estudio filológico reflejando la tendencia general de la población murciana a hablar castellano y quedando soterrada la influencia catalana, siempre patente en la toponimia y la onomástica.

         La tercera parte – ampliación de su ponencia en el Congreso Internacional “Alfonso X el Sabio: Vida, Obra, Época”, celebrado en 1984 – es realmente inédita ya que las Actas no vieron la luz y cada congresista publicó su aportación en donde pudo. En esta parte, y basándose en la edición del Repartimiento de Murcia, publicado por Torres Fontes, Rubio García ofrece un minucioso estudio sobre la procedencia de los repobladores murcianos demostrando que, en buena parte, procedían de Cataluña permitiendo a Ramón Muntaner en su Crónica afirmar que en Murcia se hablaba un “buen catalán” que, con el tiempo, decayó por la presión lingüística ejercida por las cancillerías de Alfonso X y de Sancho IV así como por la llegada de nuevos repobladores procedentes de Castilla. Sigue demostrando Rubio que, con posterioridad a la ocupación de Murcia por Jaime I desde 1296 a 1304, el catalán se intensificó más con la devolución del reino a Castilla; quedó finalmente relegado a lengua meramente coloquial que pronto desaparecería, pero dejando siempre testimonios en antroponimia, toponimia y léxico.

 

         Vida licenciosa en la Murcia bajomedieval. Real Academia “Alfonso X el Sabio”, Murcia, 1991. 349 pp.

         Examina en este interesante y ameno libro la intrahistoria murciana: alegrías, frustraciones, diversiones, la historia de las más simples acciones, de las vivencias de un pueblo tratándolas individual y colectivamente; es la vida de las calles, plazas, mercados, de los desórdenes pasionales, los deseos reprimidos, las transgresiones éticas, las contradicciones inherentes a la condición humana. Y todo ello cabal y suficientemente documentado.

         Divide su obra en diversos apartados siendo el primero el relativo a la “Relación hombre – mujer”, ofreciendo un curioso e importante panorama de las prescripciones reales y concejiles sobre amancebamientos, conductas celosas, pesquisas por amancebamientos, expulsiones de la ciudad y del Reino por escándalos, destierros de viudas por falta de compostura, procesos de bigamia, excomuniones lanzadas contra la falta de pudor de ciertas viudas, actitudes legales ante innobles comportamientos de los criados, muertes por adulterio, casos de violaciones de menores, raptos, casos de sodomía, altercados entre alcahuetas, castigos de escándalo dignos de la picota, etc.

         Una segunda parte está dedicada a la “Iglesia murciana”, ofreciendo una serie de documentos sobre amancebamiento de clérigos, escándalos en conventos, engaños a novicios, traslados obligados de monjas y frailes por escándalo, etc.

         En una tercera parte, que titula “Los marginados”, se nos ofrece cuadros documentados sobre rufianes, meretrices, burdeles y su ubicación en la ciudad, cierres y expulsiones de mancebías, deshonestas aventuras que acaecen en los mesones…

         La última parte, que titula “Los marginados”, la dedica al comportamiento de mudéjares y judíos en relación con la vida licenciosa.

         Un libro, pues, muy interesante sobre la vida “secreta” de la Murcia bajomedieval.

 

         Antología de textos alemanes. Barcelona, 1991. 89 pp.

         Obra dirigida a los alumnos del Curso de Orientación Universitaria. Rubio, Catedrático de alemán del Instituto de Bachillerato “Alfonso X el Sabio” y coordinador universitario de alemán, preparó esta obrita junto con Santiago Vidal García, Catedrático también de alemán en el mismo instituto. Ambos, pues, ofrecieron a los alumnos un conjunto de ejercicios orientativos para las Pruebas de Selectividad.

 

         Los judíos en la Baja Edad Media (1350 – 1500). Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico de la Universidad de Murcia, Murcia, 1992. 385 pp.

         Espléndido estudio dividido en tres partes.

         En la titulada “La realidad histórica” examina la configuración social, modo de proceder, relevancia económica, relaciones de la comunidad judía con la cristiana.

         Una segunda parte, “La recaudación”, se centra en la especial importancia de la función de los judíos en la percepción oficial de impuestos y rentas.

         En la tercera, “Los judíos y la Iglesia de Cartagena”, documenta las estrechas relaciones existentes entre el Obispado y la comunidad judía.

         El estudio se presenta ordenado en epígrafes muy precisos: corredores, traductores, encuadernadores, pergamineros, menestrales, tundidores, tintoreros, freneros, plateros, herreros, cerrajeros, los judíos y su ejercicio de la Medicina y el Derecho, los judíos y la Hacienda, implicaciones de los judíos en ganadería, agricultura y comercio, emplazamiento de la judería, población, casas, vestimenta de los judíos, ordenamientos sobre judíos, éxodo de los mismos y sus consecuencias económicas, servicios prestados por los judíos a la recaudación real y a la concejil, los judíos recaudadores durante los reinados de Pedro I, Enrique II, Juan I, Enrique III, Juan II, Enrique IV y Reyes Católicos. Una obra, en suma, exhaustivamente documentada y bien estructurada.

 

         Diálogos de la lengua. Real Academia “Alfonso X el Sabio” de Murcia, Murcia, 1993, 125 pp.

         Colección de artículos cortos publicados con anterioridad en la prensa murciana y madrileña sobre cuestiones lingüísticas.

         Los artículos aparecen ordenados en tres bloques: a) los dedicados a temas literarios y crítica de libros; b) los referidos a expresiones de la lengua murciana y del español vulgar; c) los que critican problemas fonéticos, sintácticos y lexicales relacionados con la normativa de la Real Academia de la Lengua.

         Mueve al profesor Rubio García la salvaguarda del español luchando contra todo tipo de degradación aunque, para ello, a veces aparece enfrentado abiertamente a la Real Academia a la que se atreve a acusar de que no siempre cumple con su lema “Limpia, fija y da esplendor”.

 

         Los judíos en la Baja Edad Media (1300 – 1500). Colección documental I. Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico de la Universidad de Murcia, Murcia, 1995. 528 pp.

         Más de 1500 documentos constituyen un valiosísimo corpus diplomático sobre la presencia de los judíos en Murcia, abarcando desde el reinado de Pedro I a los Reyes Católicos. Proceden de cartularios reales, actas concejiles y legajos sueltos procedentes del Archivo Municipal de Murcia, del Archivo Capitular de la Diócesis así como de los Archivos Histórico Nacional y de Simancas.

         Aparecen los documentos por orden cronológico agrupados en: a) documentos inéditos como base fundamental del libro; b) nuevos documentos a lo anteriormente publicado por Rubio García recogidos en una addenda; c) actas ya publicadas en la valiosa Colección de Documentos sobre el Reino de Murcia.

         Esta copiosa primera entrega documental abarca desde el 30 de octubre de 1351 al 14 de febrero de 1469. Presenta en total 750 documentos.

 

         Los judíos de Murcia en la Baja Edad Media (1350 – 1500). Colección Documental II. Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico de la Universidad de Murcia, Murcia, 1997. 365 pp.

         Volumen continuación del anterior: parte con el documento número 751 fechado el 14 de febrero de 1469.

 

         Los judíos en la Baja Edad Media. Colección Documental III. Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico de la Universidad de Murcia, Murcia, 1997. 370 pp.

         Rubio García publica nuevos documentos bajo el epígrafe “Adenda”, todos procedentes de los Archivos Municipal y Capitular murcianos.

         Intitula “Apéndice” a unos cuantos documentos, publicados con anterioridad, ahora ubicados más oportunamente respecto al resto de la documentación ofrecida.

 

         La mujer murciana en la Baja Edad Media. Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico de la Universidad de Murcia, Murcia, 2000. 270 pp.

         Ofrece un espléndido estudio en base a una amplia colección documental sobre la mujer temáticamente ordenada: matrimonio, entorno familiar, obligaciones matrimoniales, desposorios, anulaciones y disoluciones matrimoniales, problemáticos casos de bigamia, excomuniones de mujeres casadas, las mujeres y sus hijos legítimos e ilegítimos, criadas fieles e infieles, esclavas y sus obligaciones y comportamiento, normativas sobre viudas, capacidad jurídica de la mujer, donaciones propter nuptias, censos de mujeres por edades y estados, casos de venta de mujeres, dominios señoriales y restituciones concernientes a mujeres, mayorazgos, actuación y comportamiento de mujeres pertenecientes a las clases dominantes, mujeres regidoras, pragmáticas sobre vestimenta femenina, la mujer en relación con el trabajo y el comercio, actitudes de las mujeres ante la muerte (sepelios, excesos rituales, testamentos…), la mujer y los exorcismos y la brujería, la mujer ante la Medicina, bailes femeninos…

         Importante estudio inicial que llega a la página 173 de la obra que se completa con el adecuado aparato documental.

 

         La minoridad de Don Juan Manuel y la ocupación aragonesa en Murcia (1282 – 1296). Real Academia “Alfonso X el Sabio” de Murcia, Murcia, 2000. 207 pp.

         El autor analiza las vicisitudes biográficas del Adelantado de Murcia desde su nacimiento, en 1282, hasta 1296, fecha en la que el Reino de Murcia fue ocupado por Jaime II.

         En su estudio manifiesta el Profesor Rubio García una clara oposición a la obra de J. M. del Estal: El Reino de Murcia bajo la soberanía de Aragón (1296 – 1305). Corpus Documental I y II (Alicante, 1985 y 1990 respectivamente).

         El Dr. Rubio analiza, año tras año, la compleja biografía del Adelantado del Reino de Murcia; cada etapa de la vida estudiada va precedida de un estudio – resumen de los principales acontecimientos históricos acaecidos tomando para ello como base de información tanto las crónicas existentes como una serie de estudios realizados por prestigiosos investigadores manuelinos. Todo ello, como es habitual en nuestro investigador, acompañado de un exhaustivo aparato documental al tema y al periodo referido.

 

         Mayoría de edad de Don Juan Manuel. Consolidación aragonesa en Murcia (1297 – 1302). Real Academia “Alfonso X el Sabio” de Murcia, Murcia, 2001. 207 pp.

         Continuación del estudio inmediatamente anterior, dividiendo en esta ocasión la investigación en los siguientes epígrafes: “Consolidación aragonesa en Murcia”, “El Obispo Diego Martínez Magaz”, “Las relaciones entre Jaime II y Don Juan Manuel” y “Alianza de Jaime II con los moros”.

         Obra, pues, importante para el cabal conocimiento de una vida tan compleja como la del político y escritor estudiado.

 

         2.2. ARTÍCULOS

         Primera exposición del libro tarreguense.

         Instituto de Estudios Ilerdenses, Lérida, 1944.

 

         Un fragmento del retablo descubierto en Preixana.

         “Miscelánea de Historia Artística Ilerdense”, III, Lérida, 1947.

 

         Algunas noticias sobre los juglares en Lérida.

         “Ilerda”, núms. X – XI, Lérida, 1949.

 

El “Cristo del Miracle” de Lérida y la leyenda “A buen juez, mejor testigo”.

         “Ilerda”, núm. XIII, Lérida, 1950.

 

         Los títulos conocidos del estudio general de Lérida.

 “Miscelánea de trabajos sobre el Estudio General de Lérida”, II,

Lérida, 1950.

 

         Aportación al estudio de la bibliografía lingüística ilerdense.

         “Ilerda”, núm. XVI, Lérida, 1952.

 

         Zeitschrift f. Romanische Philologie, LXVI, 1950.

         “Boletín de Filología Española”, I, Madrid, 1953.

 

         “Honor”. Nota filológica.

         “Revista de Filología Española”, XXXVIII, Madrid, 1953.

 

         La creencia en Santiago.

         “Revista de Literatura”, V, Madrid, 1954.

 

         Nuestros filólogos: Monseñor Antonio Griera. Vida y obra.

         “Boletín de Filología Española”, III, Madrid, 1955.

 

         Libros sobre lingüística española publicados en 1953.

         “Boletín de Filología Española”, III, Madrid, 1955.

 

         “Blauo”. Nota filológica.

         “Pirineos”, núms. 39 – 42, Zaragoza, 1956.

 

         “Fres”. Nota filológica.

         “Pirineos”, 43, Zaragoza, 1956.

 

         Las cartas del Marqués de Valmar a Menéndez y Pelayo.

         “Revista de Literatura”, VII, Madrid, 1956.

 

         Un nuevo códice con poesías de Fray Luis de León.

 “Publicaciones de la Facultad de Filosofía y Letras”, I, núm. 28, Zaragoza, 1957.

 

         El Futuro. El Tiempo. Aproximación filosófico – científica.

         Instituto “Fernando el Católico”, Zaragoza, 1959.

 

         Ideas sobre la novela.

         “RABM”, XVIII, Madrid, 1959.

 

         Tolerancia o intolerancia.

         “Anales de la Universidad de Murcia”, XVIII, Murcia, 1959.

 

         La Biblioteca y el Bibliotecario (concepto, misión, formación).

         “BABM”, VIII, núm. 52, Madrid, 1959.

 

         Las bibliotecas en el mundo. La Gedenkbibliotek de Berlín.

         “BABM”, VIII, núm. 52, Madrid, 1959.

 

         Exposición de Prensa Murciana.

         “BABM”, IX, núm. 54, Madrid, 1960.

 

         Las bibliotecas del mundo. La Biblioteca Universitaria de Colonia.

         “BABM”, IX, núm. 54, Madrid, 1960.

 

         Una polémica con el padre Feijoo en Zaragoza.

         “Cuadernos de Historia J. Zurita”, núms. 10 – 11, Zaragoza, 1960.

 

         Nueva Biblioteca Infantil en Murcia.

         “BABM”, X, núm. 57, Madrid, 1961.

 

         La Celestina.

         “RABM”, LXIX, Madrid, 1961.

 

Problemas y métodos de la Sede de Roda hasta su traslado a Lérida. I.

         “Ilerda”, XXIV, Lérida, 1961.

 

Problemas y métodos de la sede de Roda hasta su traslado a Lérida. II.

         “Ilerda”, XXV, Lérida, 1962.

 

         Archivo Histórico Provincial de Murcia.

         “BAB”, X, núm. 64, Madrid, 1962.

 

         Los documentos del Pilar (s. XII).

 “VII Congreso de Historia de la Corona de Aragón”, vol. II, Barcelona, 1962.

 

         El dialecto de Jaca a través de sus documentos (ss. X – XII).

“Actas del Tercer Congreso Internacional de Estudios Pirenaicos”, Gerona, 1958, Zaragoza, 1963.

 

         De nuevo sobre el Cid.

         “Anales de la Universidad de Murcia”, XXII, Murcia, 1963.

 

         El mundo social de “La Celestina” de J. A. Maravall.

         “Anales de la Universidad de Murcia”, XXV, Murcia, 1964.

 

         El habla de Murcia en tiempos de Sancho IV (1284 – 1295).

         “Anales de la Universidad de Murcia”, XXV, Murcia, 1967.

 

         Más sobre La Celestina.

         “Anales de la Universidad de Murcia”, XXVIII, Murcia, 1969.

 

         Les nostres terres en la història i la poesía épica.

         “Cátedra de Cultura Catalana Samuel Gili i Gaya”, Lérida, 1970.

 

         Roncesvalles.

         “Anales de la Universidad de Murcia”, XXX, Murcia, 1970.

 

         Caracterización del caballero en la “Chanson de Roland”.

         “Anales de la Universidad de Murcia”, XXX, Murcia, 1971.

 

         La ínsula Barataria.

“Homenaje al Profesor Baquero Goyanes”, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia, 1974.

 

         Censuras y prohibición de La Celestina.

 “Homenaje al Profesor Muñoz Cortés”, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia, Murcia, 1976.

 

         Notas sobre el estudio del teatro en Murcia.

         Rev. “Murcia”, núms. 9 – 12, Murcia, 1977.

 

         Documentos para la Historia del Teatro en Murcia (1819, 20, 21).

         “Murgetana”, 51, Murcia, 1978.

 

         Catalán, Cataluña.

“Estudios Románicos”, 1, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia, Murcia, 1978.

 

         Jaime I y Murcia.

“Memoria de los Actos conmemorativos del Séptimo Centenario de la muerte de Jaime I el Conquistador (1276 – 1976)”, Madrid, 1978.

 

         Procesos de la Inquisición en Murcia. I.

         “Murgetana”, 56, Murcia, 1979.

 

         El sitio de Lérida en “Le Siège de Barbastre”.

         “Homenaje al Profesor Roca”, Lérida, 1979.

 

         Supervivencia de las Danzas de la Muerte.

         “Estudios Románicos”, 2, Murcia, 1979.

 

         Procesos de la Inquisición en Murcia. II.

         “Murgetana”, 58, Murcia, 1980.

  

         Procesos de la Inquisición en Murcia. III.

         “Murgetana”, 61, Murcia, 1981.

 

         Estampas murcianas del XV. Vida licenciosa.

         “Miscelánea Medieval Murciana”, 9, Murcia, 1982.

 

         La fecha de la muerte de Don Juan Manuel.

         “Don Juan Manuel, Séptimo Centenario”, Murcia, 1982.

 

         Documentos para la Historia del Teatro en Murcia.

         “Murgetana”, 63, Murcia, 1983.

 

         “Tristan” de Thomas Mann.

         “Monteagudo”, 87, Murcia, 1984.

 

         Documentos sobre la estancia de S. Vicente Ferrer en Murcia.

         “Quaderns de Filologia. Miscellània Sanchis Guarner”, Valencia, 1984.

 

         En torno a la biblioteca de Alfonso X el Sabio.

“Actas del Congreso Internacional sobre Lengua y Literatura en tiempos de Alfonso X”, Murcia, 1985.

 

         Dos obras atribuidas a Alfonso X el Sabio.

“Estudios Románicos dedicados al Prof. Andrés Soria”, Granada, MCMLXXXV.

 

         Procesos de la Inquisición en Murcia. IV. “El observador del Segura”.

         “Murgetana”, 68, Murcia, 1985.

 

         Censuras al “Orlando el Furioso”.

         “Actas del II Congreso Nacional de Italianistas”, Salamanca, 1986.

 

         Onomatopeyas en sentido de hablar.

         “Estudios Románicos”, Murcia, 1986.

 

         Estampas murcianas del XV. Fiestas.

         “Murgetana”, 70, Murcia, 1986.

 

         Unas ordenanzas de tintoreros del siglo XV.

“Homenaje al Profesor Galmés de Fuentes”, III, Madrid – Oviedo, 1987.

 

         Dos contratos matrimoniales.

         “Homenaje al Profesor Torres Fontes”, Murcia, 1987.

 

         Barata, baratare.

         “Homenaje al Profesor Zamora Vicente”, Madrid, 1987.

 

Procesos de la Inquisición en Murcia. V. “Semanario literario de Caratagena”.

         “Murgetana”, 76, Murcia, 1988.

 

         Una vajilla real.

Homenaje a la Dra. Concha Casado, “Revista de Dialectología y Tradiciones Populares”, tomo XLIII, Madrid, 1988.

 

La Inquisición en Murcia. VI. Los testamentos del Inquisidor Matías Blanco (s. XVIII).

         “Murgetana”, 78, Murcia, 1989.

 

         La fiesta del Obispillo.

         “Homenaje al Profesor Barceló Jiménez”, Murcia, 1990.

 

         Onomatopeyas en el sentido de hablar. II.

         “Estudios románicos”, 3, Murcia, 1991.

 

         “Sur un perrun de marbre bloi”.

         « Homenaje al Profesor Luis Cortés Vázquez”, Salamanca, 1991.

 

         Documentos sobre la estancia de San Vicente Ferrer en Murcia.

         “Miscellània Sanchis Guarner”, Abadía de Monserrat, 1992.

 

         Fortuna y riesgo de la palabra.

         Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia, Murcia, 1992.

 

         Documentos para la Historia del Teatro en Murcia.

         “Murgetana”, 86, Murcia, 1992.

 

         Baralla, Baraja.

“Estudios lingüísticos y filológicos en honor de José Mondéjar en su sexagésimo aniversario”, Granada, 1992.

 

         Documentos para la Historia del Teatro en Murcia.

         “Murgetana”, 87, 1993.

 

         Baralla, Baraja.

         “Antiqua et Nova Romania”, I, Murcia, 1993.

 

         La Eucaristía. Memorial del Señor.

         “Arte Frexenius Journal of analitical Chemistry”, I, Murcia, 1993.

 

         Un maestro de la Gramática del s. XV.

         “Homenaje a la Prof. Carmen Sánchez Bautista”, Murcia, 1993.

 

         Documentos para la Historia del Teatro en Murcia.

         “Murgetana”, 89, Murcia, 1994.

 

         Aguinaldo, aguilando.

         “Estudios Románicos”, vols. 8 – 9, Murcia, 1995.

 

         Hoya, Hoyo.

         “Homenaje al Profesor Antonio de Hoyos”, Murcia, 1995.

 

         Del latín al castellano en la Cancillería de Alfonso el Sabio.

         “Glossae”, vols. 5 – 6, Murcia, 1995.

 

         Documentos para la Historia del Teatro en Murcia.

         “Murgetana”, 91, Murcia, 1997.

 

         Dos cartas de Don Pío Baroja al Marqués de Dosfuentes.

         “Revista de Literatura”, 60, Madrid, 1998.

 

         La Condesa Doña Beatriz de Saboya.

         “Homenaje al Profesor Trigueros Cano”, II, Murcia, 1999.

 

         Villanos te maten, Alfonso.

         “Anales de Filología Francesa”, 9, Murcia, 2000.

 

         Las cartas de Blasco Ibáñez al Marqués de Dosfuentes.

         “Revista de Literatura”, LXII, núm. 124, Madrid, 2000.

 

         El bandolerismo catalán en los siglos XVI y XVII.

“Historia y Humanismo: Homenaje al Profesor Rojas Ferrer”, Murcia, 2000.

 

         Poesías de Don Pedro Fajardo, Adelantado de Murcia.

         “Homenaje al catedrático Muñoz Cortés”, Murcia, 2001.

 

         Privilegio Real de 1552 sobre un litigio en la ciudad de Murcia.

         “Murgetana”, vol. 51, 103, Murcia, 2001.

 

         Historia y poesía. Bernardo del Carpio.

         “Estudios Románicos” vol. 12, Murcia, 2001. (Póstumo).

 

         El Monasterio de Cardeña y el Cid.

“Literatura y Cristiandad: Homenaje al Profesor Montoya Martínez”, Granada, 2001. (Póstumo).

 

         El catalán en el siglo XIX.

“Pulchre, Bene, Recte: Estudios en Homenaje al Profesor Fernando González Ollé”, Navarra, 2002. (Póstumo).

 

         Consideraciones sobre el teatro medieval en la Corona de Aragón.

“Actas del VI Festival de Teatro y Música Medieval”, Alicante, 2002. (Póstumo).

 

         Alfonso X y los moros.

“Littera scripta in Honorem Prof. Lope Pascual Martínez”, II, Murcia, 2002. (Póstumo).

 

…………………………………………….

 

NOTA: Tenemos conocimiento de una monografía que dejó acabada y entregada para publicación. Es más: nos consta que las galeradas de las primeras pruebas fueron entregadas a un familiar. Pero, a fuer de sinceros, desconocemos el paradero tanto del manuscrito como de la posible publicación si se ha efectuado.