Número Actual - Números Anteriores - TonosDigital en OJS - Acerca de Tonos
Revista de estudios filológicos
Nº31 Junio 2016 - ISSN 1577-6921
<Portada
<Volver al índice de tintero  

tintero

TRÍO

Juan Francisco Fernández Fernández

(Universidad de Murcia)

 

I

PALABRAS  DEL  HIJO

 

He venido para ver el mundo

y ser espectador del arcano de la vida.

Ésta es la tierra que el Padre eligiera

para mi exilio, es el infierno

donde habré de ganar el perdón

que me devuelva al paraíso que perdí.

Habré de enseñar el camino a los hermanos

que nunca me vieron. Seré su Salvador.

 

II

CÍRCULO VICIOSO

 

Cada ser erige su círculo vicioso

de hábitos, su muralla de actos repetidos

cada día, donde dentro es poderoso

rey, mas también esclavo de aprendidos

actos que son huella en la memoria

donde el ser se confirma y reconoce.

Cada día sucede la misma historia

de siempre, el mismo dolor y el mismo goce,

la misma luna en el cielo amarilla,

el mismo camino recorrido en la mañana

por un sol cuya luz luego es sombra vana,

el claro sueño y la oscura pesadilla.

Nunca saldremos de este fiel laberinto

hasta la muerte, último acto y distinto.

 

III

 

LA  VICTORIA  DEL  VENCIDO

 

Es mérito grande, aunque sabemos

que el combate siempre lo tenemos perdido

por KO o por puntos, subir cada día

al ring de la vida a luchar por seguir

estando en pie cuando suene la campana

que anuncia el tiempo del deseado descanso,

no tirar la toalla aunque estemos tendidos

a veces en la lona y el árbitro cuente

casi hasta diez, levantarse de nuevo

y aguantar los golpes que el rival invencible

nos lance a la cara, al vientre o al pecho,

encajar los posibles golpes bajos

que nos pueda propinar el gran campeón,

soportar los asaltos es victoria admirable,

es la modesta victoria del vencido.