Número Actual - Números Anteriores - TonosDigital en OJS - Acerca de Tonos
Revista de estudios filológicos
Nº28 Enero 2015 - ISSN 1577-6921
<Portada
<Volver al índice de perfiles  

perfiles

JAVIER HERRERO Y LA LITERATURA ESPAÑOLA:

CONSTANCIA Y PERMANENCIA DE UN INVESTIGADOR EXCEPCIONAL

 

Francisco Javier Díez de Revenga

(Universidad de Murcia)

 

 

Javier Herrero es catedrático emérito en la Universidad de Virginia en Estados Unidos. Su labor como estudioso de la literatura española no ha cesado en sus 56 años de trayectoria universitaria (Edimburgo, Duke, Pittsburg y finalmente Virginia) y desde la publicación, a comienzos de los años sesenta, de sus estudios sobre Fernán Caballero y Ángel Ganivet. Algunos de sus libros son de obligada referencia en el hispanismo universal, como Los orígenes del pensamiento reaccionario español, que Cuadernos para el Diálogo, indiscutible referente y símbolo de la cultura progresista de los años sesenta y primeros setenta, publicó en 1971 y 1973, y que ha conocido varias ediciones en los años ochenta y noventa.

Javier Herrero (Francisco Javier Herrero Saura, según figura en su expediente de bachillerato) nació en Murcia, en la Plaza de Santo Domingo, que él asegura que es el centro del mundo, el 12 de agosto de 1926. Inició sus estudios de enseñanza media en el Instituto de Murcia y los finaliza en Palma de Mallorca, en el Colegio de Montesión. Resumidos los datos que facilita  David T. Gies en el homenaje que le rindió la Universidad de Virginia con motivo de su jubilación, en 1944 comienza en la Universidad de Madrid sus estudios de Derecho (licenciado en 1949) y de Filosofía y Letras (licenciado en 1952). Residió en el Colegio Mayor César Carlos, donde trabó amistad con Pío Cabanillas, Elías Díaz y Jesús Ibáñez entre otros, y participó activamente en la representación estudiantil de la Universidad española en aquellos años. En el Instituto «Luis Vives» de Filosofía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas fue Becario entre 1953 y 1955 y publicó numerosas reseñas bibliográficas entre 1955 y 1958 en su Revista de Filosofía (que firmó también como «J. H. Saura» y «Javier Saura». La revista le pagaba 35 pesetas por reseña). Para la preparación de su doctorado realizó estancias en las universidades de Heidelberg en 1953 y en la de Bonn en 1956. Y ese año presentó la Tesis Doctoral en Filosofía en la Universidad de Madrid, titulada Del ente uno de Parménides a la multiplicidad ideal platónica. Fue profesor ayudante de la Universidad de Madrid, en la asignatura de Filosofía Griega, con el catedrático Santiago Montero Díaz.

Lector y admirador de Nietzsche, Sartre, Camus, Lorca o Unamuno y con una preparación muy alta, dominando el inglés, el francés y el alemán, y ante la imposibilidad de conseguir un puesto profesoral en la Universidad española, se decide, gracias a las gestiones realizadas por amigos suyos en el Ministerio de Asuntos Exteriores, a marcharse como profesor a la Universidad de Edimburgo, en la que permaneció como Assistant Lecturer desde 1956 a 1960, y como Lecturer dese 1960 a 1966.

 

 

Reseña en Blanco y Negro, 1 de febrero 1964

 Gies, en su esbozo biográfico, señala que Javier Herrero se convirtió de ser un bien-formado universitario español en un cosmopolita ciudadano del mundo, seducido por la libertad, la tolerancia y la vida democrática que conoció en aquella Escocia de los años sesenta y en su Universidad, tan distinta de las universidades españolas. El mismo, en el prólogo de su libro sobre El pensamiento reaccionario relatará años después como le convenció personalmente el mundo universitario anglosajón, tan complejo y sin embargo tan abierto, tolerante, condescendiente y conciliador.

Casó en 1962 con la murciana Mercedes de Zulueta Clavel, a la que había conocido en un verano en Santiago de la Ribera. Tres hijos tuvo el matrimonio: Alberto nacido en Edimburgo en 1964, Mercedes y Matilde, nacidas respectivamente en Almería y La Coruña, en 1965 y 1969, durante sendas vacaciones.     Alberto es abogado, Mercedes actriz y Matilde pintora.

Homenaje a Javier Herrero recorte)

Dibujo de Matilde Herrero para el Homenaje de 1996

 

En 1966 marcha a Estados Unidos y, por gestión del profesor Bruce Wardropper, consigue una plaza profesor de literatura española en la Universidad de Duke, en Carolina del Norte. En 1968 se establece ya como catedrático (Professor) en el Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Pittsburgh, en Pensilvania, en la que permanece  hasta 1979. En 1968 impartió un curso en Harvard y en 1976 otro en Porto Alegre (Brasil). En agosto de 1979 se trasladó con su familia a Charlottesville, contratado por la Universidad de Virginia para reorganizar el Departamento de Estudios Hispánicos, que dirigió hasta 1984.

En esos años, el departamento de español de Charlottesville alcanzaría el máximo prestigio y acogería en sus aulas el magisterio de los más afamados hispanistas y escritores de América y de Europa, entre ellos, R. O. Jones, Colin Smith, P. E. Russell, R. B. Tate, E. C. Riley, Jean Canavaggio, Edmond Cross, Guillermo Cabrera Infante, Carmen Martín Gaite, Isabel Allende o Antonio Muñoz Molina… Fue profesor visitante en Tulane (Nueva Orleans), en Williams College (Williamstown, Massachusetts) y en Johns Hopkins (Baltimore), y ha sido vicepresidente y presidente de la Cervantes Society of America. Nacionalizado norteamericano en 1976, en 1986 el rey Juan Carlos I le concedió la Cruz de Comendador de la Orden de Isabel la Católica.

Durante todos estos años ha impartido cursos y conferencias en universidades de todo el mundo: Berkeley, UCLA, Santa Barbara, San Diego, Minnesota, Kansas, Brown, Yale, Oxford, Chicago, Londres, Birmingham, Madrid, Salamanca, Valencia, Murcia, Alicante y Alcalá de Henares… La Universidad de Virginia le rindió en 1996 un homenaje, con motivo de su jubilación, al cumplir los setenta años y al publicarse el volumen Negotiating Past and Present: Studies in Spanish Literature for Javier Herrero, editado por David Thatcher Gies, en el que participaron los más reputados hispanistas del momento.

 

Homenaje de 1996

 

En noviembre de 2004 la Universidad de Murcia le rindió homenaje junto a los hispanistas murcianos Gonzalo Sobejano, Juan Cano Ballesta y Joaquín Gimeno Casalduero, y la Real Academia Alfonso X el Sabio editó el libro Los hispanistas murcianos y nuestra literatura, publicado en Murcia en 2005, en edición de Francisco Javier Díez de Revenga y José Belmonte Serrano, volumen que reúne las cuatro ponencias que impartieron en aquella ocasión los profesores murcianos en su ciudad natal.

Durante más de medio siglo Javier Herrero ha publicado numerosos artículos, monografías, capítulos de libros y contribuciones a congresos sobre muy diversos asuntos y épocas de la literatura española. Aunque sus primeras publicaciones académicas, todavía en el Madrid de los cincuenta y debido a su formación, trataban de asuntos de filosofía, desde Parménides a Gracián, ya en los sesenta, y coincidiendo con su magisterio en Escocia, comienza a dar a conocer en las más prestigiosas revistas filológicas europeas y americanas sus primeras investigaciones sobre Fernán Caballero y Ganivet, que pronto ampliará con estudios en torno a Antonio Machado, Cervantes, Valle-Inclán, Miguel Hernández o Lope de Vega. Seguirán Galdós, Meléndez Valdés y Larra. El Quijote, el Lazarillo y La Celestina han recibido atenciones de Herrero que merecen ser recordadas por su originalidad y acierto, pero también otros libros menos frecuentados por la crítica como Siervo libre de amor.

 

   Los hispanistas murcianos y nuestra literatura

 

Homenaje de la Real Academia Alfonso X el Sabio

 

Consideraciones sobre la ilustración, los orígenes del romanticismo, el costumbrismo, el liberalismo, el Fin del Siglo y el modernismo, junto a nuevos intereses completan su trayectoria en los últimos años: Calderón de la Barca, Alberti, Unamuno, Juan Ramón Jiménez, Neruda y durante muchos años García Lorca, al que dedicará numerosas aproximaciones sobre sus años iniciales y su formación, que culminan en el libro de 2014  Lorca, Young and Gay. The Making of an Artist.

 

Fernán caballero, un nuevo planteamiento

 

Javier Herrero, en todos estos trabajos, siempre ha sido muy innovador y sus conclusiones las ha obtenido basándose en una rigurosa investigación sobre materiales desconocidos o inéditos. Así ocurre con sus cuatro libros fundamentales en la historia de la literatura española. En Fernán Caballero: un nuevo planteamiento demuestra que la autora abrió el camino a nuestra gran novela del siglo XIX a partir de sus cuadros de costumbres, pero no lo hizo ni inspirada por los articulistas de costumbres de la época ni por la influencia de la novela realista francesa con Balzac al frente. Su fuente principal de inspiración fue la vida misma y el ambiente familiar en que se formó y educó.  Y tal es el «nuevo planteamiento» que propone Javier Herrero. Para ello tiene muy en cuenta las ideas de su padre, Juan Nicolás Böhl de Faber, y los escritos de su madre, Doña Frasquita, Francisca de Larrea. Cecilia comenzó así a observar, anotar y recoger los materiales con los que irá construyendo su obra y desde muy pronto, como demuestra plenamente la investigación llevada a cabo por el autor.

         La seguridad con que Herrero llega a estas conclusiones se basa en una rigurosa investigación de la biografía de los tres personajes, Don Juan Nicolás, doña Frasquita y la propia Cecilia, para lo cual se sirve de investigaciones en archivos inexplorados y en documentación inédita que descubren hasta qué punto la formación de la escritora fue muy sólida, y cómo con esos antecedentes pudo escribir una obra que habría de tener tanta trascendencia posterior para la evolución de la novela española de la segunda mitad el siglo XIX. «Cecilia ha crecido ―concluye Herrero― en un hogar de extraordinaria riqueza espiritual. En él se ha imbuido de un pensamiento profundamente conservador y católico, así como, sobre todo por parte de su madre, de un exaltado españolismo que, de hecho, y por obvias circunstancias de situación y de ambiente, toma la forma de entusiasmo y amor por su tierra andaluza».

En Ángel Ganivet: un iluminado ofrece Herrero una versión diferente e innovadora del gran escritor granadino al que considera no sólo un iluminado, sino también un místico sin fe, con un misticismo plenamente positivo procedente de su propia interpretación del misticismo. Y para llegar a esta conclusión se basa en una rigurosa investigación directa, sobre documentos inéditos y olvidados, de la biografía del autor y en el análisis minucioso de su propia obra. Así descubre al Ganivet bueno, desprendido, generoso, sencillo, modesto, pero solitario y silencioso.

Un análisis de su obra y en especial del drama en verso El escultor de su alma, desdeñado por la crítica anterior por su carácter hermético, descubre, sin embargo, el alma del escritor muy compleja, pero  reveladora de la coherencia del pensamiento de Ganivet y de su rigor intelectual. La crisis espiritual y la desilusión sentimental, la falta de fe y el desengaño del amor humano alimentan la obra del último Ganivet y la configuran como reflejo de su personalidad.

Su pretensión de  reformarse y redimirse a sí mismo como quería reformar a los demás le llevan a una problemática decisión, y el suicidio no es por causa de su enfermedad sino por decisión personal largamente meditada, causada por las hondas convulsiones de su alma: «Para Ganivet, por su temprana formación estoica y por su entusiasmo por lo abnegado y heroico, así como por su reflexión filosófica y ética posteriores, la actividad moral del hombre culmina en el testimonio, y la forma más noble del testimonio es el martirio». 

 

Angel Ganivet, un iluminado

 

Schopenhauer, Hegel y las lecturas juveniles positivistas y de los idealistas alemanes, concretamente, de Taine, Novalis y Eichendorff, y las rotundas de Séneca y Fray Luis de Granada forjaron su pensamiento y crearon ese iluminado que Ganivet siempre representó como místico y como pensador. En la ascesis y en la iluminación interior encontró su camino hacia el Ideal.

La obra más difundida entre las de Javier Herrero es, sin duda, Los orígenes del pensamiento reaccionario español, cuyas investigaciones comenzaron en 1967 cuando se decide a trabajar en un proyecto inicial titulado «La vida intelectual bajo Fernando VII», en la idea de que el pensamiento español de los años 1830 a 1840 tenía una base sólida en las ideas de los españoles de las generaciones inmediatamente anteriores: «Larra no es comprensible ―asegura Herrero― en un desierto. Era ese desierto, o al menos apenas habitada estepa, lo que yo intentaba explorar». Y en la exploración llevada a cabo descubre no sin sorpresa un «mundo precursor de las violencias totalitarias de nuestro siglo»: demagogos airados, paranoicos fanáticos que denunciaban violentamente los ataques contra el Trono y el Altar. Pero la sorpresa es aún mayor. Todos los reaccionarios estaban basados, como los revolucionarios, en el pensamiento conservador europeo inmediatamente anterior: Edmund Burke, Novalis, los hermanos Schlegel: «la tradición española ni era tradición ni era española», tal fue la conclusión de muchos años de investigación sobre fuentes mal conocidas y apenas exploradas. El pensamiento reaccionario lo protagonizaban los ortodoxos, esos mismos que Menéndez Pelayo dejó fuera de su Historia de los heterodoxos, porque no eran su objetivo.

 

Los orígenes del pensamiento (Cuadernos)

 

Y con todo el material recopilado surgió el libro que, por gestión de su amigo Elías Díaz, apareció por primera vez en 1971 en la colección ITS (Instituto de Técnicas Sociales) de Cuadernos para el Diálogo, con el título definitivo, sugerido por el filósofo amigo Lo orígenes del pensamiento reaccionario español, ya que en realidad, como Díaz le aseguró, lo que había conseguido Herrero no era otra cosa que una historia de las ideas políticas de un importante sector del pensamiento español.

         Como señala Javier Herrero, «las ideologías engendran destrucción, crueldad y muerte porque […] los argumentos políticos exprimidos por los ideólogos no nacen de la razón sino de la fantasía, no son realmente argumentos sino novela: las fuerzas que construyen los grandes mitos políticos son el miedo y el deseo». Tal es la conclusión a la que llega nuestro investigador que no duda en proclamar como virtudes humanas  ineludibles la tolerancia y la conciliación, que encuentra perfectamente posibles y ejemplificadas en un expresivo poema de Jorge Guillén, «Mesa y sobremesa», en el que el espíritu, en goce efusivo de amistad compartida, de amoroso diálogo, se abraza a la verdad y la concusión definitiva es: «El mito irracional de la víctima propiciatoria, originado de odio, de persecución y muerte, es solo una de las opciones de relación humana y de educación histórica […] Solo el diálogo pude liberarnos del oscuro horror de la ideologías». El libro tendría ediciones muy difundidas en 1988 y en 1994, en la colección Alianza Universidad de Alianza Editorial.

         Su último libro, publicado a los 88 años, en las ediciones de monografías hispánicas de Juan de la Cuesta, en Newark, Delaware, es Lorca, Young and Gay. The Making of an Artist (Lorca, joven y gay. Cómo se hizo un artista), un volumen de casi cuatrocientas páginas en el que estudia con todo detalle los pormenores de la formación, la educación y el carácter del joven García Lorca. Más de diez años ha dedicado Herrero a reconstruir, sobre la base de numerosa documentación inédita, cómo fue madurando quien se habría de convertir en uno de los más grandes poetas españoles del siglo XX y de todos los tiempos.

Analiza en el libro Javier Herrero los inconvenientes que impedían la completa realización de ese artista que Lorca llevaba dentro: por un lado sus raíces familiares, y por otro su propia crisis espiritual. No era pequeño el obstáculo de la familia, ya que Federico García Rodríguez, su padre, era un agricultor de clase media rural que, con el tiempo, se convertiría en rico terrateniente y empresario cuya astucia y persistencia le llevarían a alcanzar gran poder financiero y político entre la alta burguesía de Granada. Confiaba en que su hijo Federico continuaría los negocios agrícolas, pero desde el principio lo decepcionó el joven poeta, atraído y apasionado por la música y por la poesía. Herrero confirma que el mediocre estudiante de la Universidad de Granada pronto comprendería que era decisivo trasladarse a Madrid en busca del ambiente intelectual más idóneo para poder desarrollar sus particulares aspiraciones artísticas e intelectuales. La oposición del padre a tales aventuras fue total, pero quizá el apoyo de la madre, Doña Vicenta, determinó que Don Federico finalmente cediera y le permitiera  entrar en la Residencia de Estudiantes, uno de los centros culturales más importantes de Madrid en esos años, convertido en espacio de aprendizaje, formación y realización personal al coincidir en ella con Salvador Dalí, Luis Buñuel, Emilio Prados y otros muchos de los intelectuales que la frecuentaban.

El segundo obstáculo que tuvo que superar para madurar y convertirse en un artista dueño de sí mismo era el espiritual y en particular la conciencia de su identidad sexual. En 1916, Lorca comenzó a escribir con frenesí hasta bien entrada la noche, a menudo hasta el amanecer. Alternó la prosa con la poesía. Llamó a la mayoría de sus poemas en prosa Místicas (De la carne y el espíritu), oprimido por lo que él mismo llamó «la tragedia de la fisiología». Una fuerza monstruosa lo empuja hacia objetivos que quiere rechazar, pero que no puede vencer. En sus textos juveniles, Lorca da la explicación teológica de esta tragedia a través de la imagen de dos estrellas en lucha mortal: la estrella blanca de Jesús, y la estrella roja de la vida. Pero las fuerzas socio-religiosas que dominan la sociedad española, y que luchan en su alma, lo obligan a condenar los impulsos íntimos de su naturaleza, mientras que la pasión por la vida crece para justificar la dignidad de una existencia vivida con un amor puro y natural.

 

 

Javier Herrero analiza, con toda clase de pormenores, estos primeros años de Lorca hasta llegar a los principales acontecimientos y experiencias relacionados con sus viajes posteriores a Nueva York y Cuba, donde, liberado definitivamente de las limitaciones y de las presiones sociales que aprisionaban la expresión espontánea de su vida interior, se sumerge en mundos nuevos y más libres. Es el momento en que el yo íntimo rompe, al menos parcialmente, la máscara producida por las convenciones sociales.

Y todo lo demuestra Javier Herrero con su habitual pericia de experimentado investigador basándose en multitud de documentos de la época, sobre todo epistolarios y testimonios escritos de los familiares y amigos más cercanos al joven García Lorca. Consigue con ello aclarar muchos enigmas sobre la trayectoria y, desde luego, sobre la consagración que llegaría a alcanzar García Lorca como artista total y pleno en sus años de espléndida madurez, fatalmente interrumpida por su muerte inesperada y alevosa.

 

 

 

 

Publicaciones de Javier Herrero

 

 

 

Libros

Fernán Caballero, un nuevo planteamiento, Madrid, Gredos, 1963.

Ángel Ganivet, un iluminado, Madrid, Gredos, 1966.

Ángel Ganivet, Cartas familiares, ed. Javier Herrero, Granada, Anel, 1967.

Los orígenes del pensamiento reaccionario español. Madrid, Cuadernos para el Diálogo, 1971,1973.

Calderón. Código, monstruo e icones, ed. Javier Herrero, Montpellier, Centre d'Études et Recherches Sociocritiques, 1982.

Los orígenes del pensamiento reaccionario español. Madrid, Alianza Editorial, 1988, 1994.

Lorca, Young and Gay. The Making of an Artist, Newark, Delaware, Juan de la Cuesta Hispanic Monographs, 2014.

 

Orígenes del pensamiento reaccionario Alianza

 

Artículos


«Materia e idea en el ente de Parménides»,
 Revista de Filosofía, 15, 1956, págs. 261-272.


«Neo-positivismo. Filosofía de las masas»,
Revista de Filosofía, 17, 1958, págs. 253-265.

 

«Gracián, víctima de una decadencia», Revista de Filosofía, 18, 1959, págs. 331-336.

«El “Schlosser” de Fernán Caballero», Romanische Forschungen, 74, 1962, págs. 404-4l2.

«Ganivet y su canciller en Amberes», Revista Hispánica Moderna, 30, 1964, págs. 271-278.

«El testimonio del padre Coloma sobre Fernán Caballero», Bulletin of Hispanic Studies41, 1, 1964, págs. 40-50.

«Un poema desconocido de Gabriel García Tassara a Fernán Caballero», Bulletin of Hispanic Studies 40, 2, 1965, págs. 117-119.

«Los españoles», España ayer y hoy, ed. Adelaide Burns, London, Harrap, 1965, págs. 1-37.

«Ángel Ganivet, humanista y místico», Revista de Occidente33, 1965, págs. 342-355.

«El elemento biográfico en Los trabajos del infatigable creador Pío Cid», Hispanic Review, 34, 1968, págs. 95-110.

«Antonio Machado's Image of the Centaur», Bulletin of Hispanic Studies45, 1, 1968, págs. 38-41.

«La sátira del honor en los esperpentos», Ramón Del Valle-Inclán: An Appraisal of His Life and Works, Ed. Anthony N. Zahareas,  New York, Las Americas, 1968, págs. 672-685.

«Miguel Hernandez: sangre y guerra», Symposium. A Quarterly Journal in Modern Literatures, 22, 1968, págs. 144-152.

"The New Monarchy: A Structural Reinterpretation of Fuenteovejuna", Revista Hispánica Moderna, 36, 1970-71, págs. 173-185.

«La “ominosa década” en los Episodios Nacionales», Anales Galdosianos, 7, 1972, págs. 107-115.

«El fracaso de “La Gloriosa”» Anales Galdosianos, 7, 1972, págs. 137-148.

«Lope de Vega y el Barroco: la degradación por el honor», Sistema. Revista de Ciencias Sociales6, 1974, págs. 49-72.

«The Rococo Pastoral: Versailles’ Eroticism in the Poetry of Meléndez Valdes», Estudos Ibero-Americanos, 1, 1975, págs. 211-225.

«Larra: A Commentary», Readings in Spanish Literature, ed. Anthony Zahareas, Barbara Mújica, Oxford, Oxford University Press, 1975, págs. 133-158.

«El sistema poético de la obra temprana de Machado», Cuadernos Hispanoamericanos304-307,1976 (monográfico homenaje a Manuel y Antonio Machado), págs. 559-583.

«The Beheading of the Giant: An Obscene Metaphor in Don Quixote», Revista Hispánica Moderna, 39, 1976-77, págs. 141-149.

«The Ending of Lazarillo: The Wine against the Water», Modern Language Notes, 93, págs. 313-319.

«Eros y cosmos: su expresión mítica en la poesía de Miguel Hernández», En torno a Miguel Hernández, ed. Juan Cano Ballesta, Madrid, Castalia, 1978, págs. 76-94.

«The Great Icons of the Lazarillo: the Bull, the Wine, the Sausage and the Turnip», Ideologies and Literatures, 1-5, 1978, págs. 1-18.

«El naranjo romántico: esencia del costumbrismo», Hispanic Review, 3, 1978, págs. 343-354.

«Arcadia's Inferno: Cervantes' Attack on Pastoral», Bulletin of Hispanic Studies, 1978, 55, págs. 289-299.

«La investigación y las humanidades en U. S. A.», Humanismo y tecnología en el mundo actual, Madrid, CSIC, 1979, págs. 13-19.

«Carlos Fuentes y las lecturas modernas del Quijote», Revista Ibero-Americana, 1979, 108-109, págs. 555-562.

«Renaissance Poverty and Lazarillo's Family. The Birth of the. Picaresque Genre», PMLA, 94, 1979, págs. 876–886.

«Fin de siglo y modernismo. La virgen y la hetaira», Revista Iberoamericana, 110-111, 1980, págs. 29-50.

«The Allegorical Structure of the Siervo libre de amor», Speculum, 55, 1980, págs. 751-764.

«Sierra Morena as Labyrinth: From Wildness to Christian Knighthood», Forum for Modern Language Studies, 17, 1981, págs. 55-67.

«The Sun Against the Moon and the Birth of the Sea: Rafael Alberti's Marinero en tierra», Studia Hispanica. In honor of Rodolfo Cardona, Madrid-Austin, Cátedra, 1981, págs. 97-133.

«El pueblo en marcha: Social History and Literature" (review article)», MLN, 96, 1981, págs. 435-439.

«La metáfora del libro en Cervantes», Actas del VII Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas, Roma, Bulzoni, 1982, II, págs. 579-583.

«Spain as Virgin: Radical Traditionalism in Ángel Ganivet», Homenaje a Juan López Morillas. De Cadalso a Aleixandre, estudios sobre literatura e historia intelectual españolas, ed.  A. David KossoffJosé Amor y Vázquez, Madrid, Castalia, 1982, págs. 247-256.

«El volcán en el paraíso. El sistema icónico del teatro de Calderón», Calderón. Código, monstruo e icones, ed. Javier Herrero, Montpellier, Centre d'Études et Recherches Sociocritiques, 1982, págs. 59-113.

«Dulcinea and Her Critics», Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America2, 1, 1982, págs. 23-42.

«Who was Dulcinea?», New Orleans, The Graduate School, Tulane University, 1983, 32 págs.

«More and Vives. Christian Radical Thought in the Renaissance», Spain. Church-State Relations, Chicago, Loyola University Press, 1983, págs. 17-36.

«The Knight and the Mystical Castle», Studies in Formative Spirituality, 4, 1983, págs. 393-407.

«”La luna vino a la fragua”: Lorca's Mythic Forge», De los romances- villancico a la poesía de Claudio Rodríguez, ed. J. M. López de Abiada, A. López Bernasocchi, Madrid, José Esteban, 1984, págs. 175-197.

«Celestina: The Aging Prostitute as Witch», Aging in Literature, ed. Laurel Porter, Laurence M. Porter, Troy, Michigan, International Book, 1984, págs. 31-47.

«Celestina's Craf. The Devil in the Skein», Bulletin of Hispanic Studies61,  3, 1984, págs. 343-351.

«The Stubborn Text: Calisto's Toothache and Melibea's Girdle», Literature Among Discourses. The Spanish Golden Age, Minneapolis, Minnesota University Press, 1986, págs. 132­147.

«The Dance of Death: The Moon as Hunter. Selected Proceedings», The Thirty-Fifth Annual Mountain State Language Conference, Ramón ed. Fernández-Rubio, Greenville, N. C., Furman University, 1987.

«Emerging Realism: Love and Cash in La ilustre fregona», From Dante to García Márquez. Studies in Romance Literatures and Linguistics. Presented to Anson Conant Piper, ed. G. H. Bell­Villada, A. Giménez, G. Pistorius, Williamstown, Williams College, 1987,p. 47-59.

«The Horned Moon, Queen of the Waters, Images of Death in Lorca», Cuando yo me muera..., Essays in Memory of Federico García Lorca, ed. C. Brian Morris, Lanhan, University of America, 1988, págs. 147-157.

«Romantic Theology: Love, Death and the Beyond», Resonancias Románticas, ed Rosenber, John D., Madrid, Porrúa, 1988, págs. 1-20.

«Did Cervantes Feel Calisto's Toothache? », A Celebration of Cervantes on the Fourth Centenary of «La Galatea», 1585-1985, ed. John J. Allen, Elias Rivers, Harry Sieber, Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America8, Extra 1, 1988, págs. 127-134.

«The Spider-Moon: The Origin of Lorca's Lunar Myth», Studies in honor of Bruce W. Wardropper, ed. Dian Fox, Harry Sieber, Robert Ter Horst, Newark, Juan de la Cuesta, 1989, págs. 147-162.

«The. Father Against the Son: Lorca's Christian Vision», Essays on HispanicThemes in honour of Edward Riley, ed. Jennifer Lowe, Philip Swanson, Edinburgh, University of Edinburgh, Department of Hispanic Studies, l989, págs. 170-199.

«Terror y literatura. Ilustración, revolución y los orígenes del movimiento romántico», La Literatura española de la Ilustración: Homenaje a Carlos III, Madrid, Universicdad Complutense, 1989, págs. 131-153.

«La Edad de Oro y la amorosa pestilencia», Crítica Hispánica, 11, 1989, págs. 23-36.

«El naranjo romántico: esencia del costumbrismo», El Romanticismo, ed. David Thatcher Gies, Madrid, Taurus, 1989,  págs. 199-214.

«The. Father Against the Son: Lorca's Christian Vision», Lorca's Legacy. Essays on Lorca's Life, Poetry, and Theatre, ed. Manuel Durán, Francesca Colecchia, New York, San Francisco, Bern, Francfort am Main, Paris, London, Peter Lang, 1991, págs. 1-30.

«The Baroque as Labyrinth: The Devil as Courtiert in Calderón' Art», Indiana Journal of Hispanic Literature, 1.1, 1992, págs. 163-183.

«La crisis juvenil de Lorca: el pulpo contra la estrella», Actas del X Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas, Barcelona 21-26 de agosto de 1989,  ed. Antonio Vilanova, Vol. 2, Barcelona, PPU, 1992, págs. 1825-1834.

«”Negros maniquís de sastre”. Death and Resurrection in Lorca's Martirio de Santa Olalla», Bulletin of Hispanic Studies69, 5, 1992, págs. 259-265.

«”Vivo cadaver”. Segismundo in the Shadow», The Prince in the Tower: Perceptions of La Vida es Sueño, ed. Frederick A. De Armas. Lewisburg, Bucknell University Press, 1993, págs. 183-214.

«El dragón judaico: Apocalipsis, intolerancia y magia», Crítica Hispánica, 15, 1, 1993, pág. 85-96.

«Miguel Hernández hortelano. El retorno de Ramón Sijé», Literatura de Levante, ed. Francisco Javier Díez de Revenga, Mariano de Paco, Murcia, Fundación Cultural CAM, 1993, pág. 97-104.

«Dali's Oedipal Version: The Great Masturbator», Carnal Knowledge. Essays on the Flesh, Sex and Sexuality in Hispanic Letters and Film, ed. Pamela Bacarisse, Pittsburg, Ediciones Tres Rios, 1994, págs. 73-82.

«Discurso e imagen en La Gaviota de Fernán Caballero», Letras de la España Contemporánea. Homenaje a José Luis Varela, ed. Nicasio Salvador Miguel, Alcalá de Henares, Centro de Estudios Cervantinos, 1995, págs. 195-203.

«La morada del padre. Pasión y limite en La Gaviota», Siglo XIX, 2, 1996, págs. 175-185.

«The Castrated Bull: Gender in La Gaviota», Revista canadiense de Estudios Hispánicos, 21, 1, 1996 (monográfico La cultura española entre siglos (XIX-XX)), págs. 155-166.

«Ganivet “precursor del 98”: la virgen contra la hetaira», Rilce, 13, 2, 1997 (monográfico dedicado a Ángel Ganivet, en su centro), págs. 99-119.

«The Moon Among the Reeds: Death in Lorca's “Romance del emplazado”», Revista Hispánica Moderna, 52, 2, 1999, págs. 464-476.

«Anarquistas utópicos: el naufragio del liberalismo español», Ínsula, 635, 1999, págs. 15-17.

«El mantón de Manila contra el sombrero de copa. Indumentaria y comida en Fortunata y Jacinta», Ideas en sus paisajes. Homenaje al profesor Russell P. Sebold, ed. Guillermo Carnero ArbatEnrique Rubio CremadesIgnacio Javier López, Alicante, Universidad de Alicante, 1999, págs. 255-262.

«Imaginación erótica en Amor y pedagogía. La planta en el hogar», Bulletin of Hispanic Studies, 77, 2, 2000, págs. 41-56.

«The War of the Stars and the Birth of the Moon: Homosexual Poetics in the Early Lorca», Bulletin of Hispanic Studies,  77, 4, 2000, págs. 571-585.

«Ganivet, Unamuno, Baroja: la madre y el 98», Estudios sobre la vida y la obra de Ángel Ganivet. A propósito de las «Cartas finlandesas», ed. M. Carmen Díaz de Alda Heikkilä, Madrid, Castalia, 2000, págs. 147-159.

«Unamuno abandona la intrahistoria: la crisis de 1914», La generación del 98 frente al nuevo fin de siglo, ed. Jesús Torrecilla, Amsterdam, Portada Hispánica, Rodopi, 2000, pág. 117-154

«Don Federico García Rodríguez concejal del Ayuntamiento de Granada: un enigma lorquiano», Bulletin of Spanish Studies, 81, 3, 2004, págs. 309-324.

«Juan Guerrero, Cónsul General de la Poesía y domador de poetas», Los hispanistas murcianos y nuestra literatura, ed. Francisco Javier Díez de Revenga, José Belmonte Serrano, Murcia, Real Academia Alfonso X el Sabio, 2005, págs. 47-73.

«El Padre contra el Hijo: la visión cristiana de Lorca», Estudios sobre

la poesía de Lorca, ed. Luis Fernández Cifuentes, Madrid, Istmo, 2005, págs. 115-142.

 

«Doxa, ortodoxia, heterodoxia: la crisis del siglo XVIII», Las figuras del desorden: heterodoxos, proscritos y marginados. Actas del V Congreso de Historia Social de España, Ciudad Real, 10 y 11 de noviembre de 2005, ed. Santiago Castillo AlonsoPedro Oliver Olmo, Madrid, Siglo XXI de España, 2006, págs. 81-110.

«Hacia el sistema de Unamuno», Bulletin of Spanish Studies, 83, 2006, págs. 437-438.

«El sol como Padre y el agua como Madre: estructura icónica de Camino de perfección», Una de las dos Españas: representaciones de un conflicto identitario en la historia y en las literaturas hispánicas. Estudios reunidos en homenaje a Manfred Tietz, ed. Gero ArnscheidtPere Joan i Tous, Madrid, Vervuert Verlagsgesellschaft-Iberoamericana, 2007, págs. 423-432.

«Los Lorca y Juan Ramón. Una amistad poética», Pasión de mi vida. Estudios sobre Juan Ramón Jiménez, ed. Francisco Javier Díez de RevengaMariano de Paco, Murcia, Fundación Cajamurcia, 2007, págs. 91-112.

«Federico and the generation of '98: Impresiones y paisajes», «Entre pureza y revolución». Essays in honor of Juan Cano Ballesta, ed.  Candelas Gala, Anne E Hardcastle, Newark, Juan de la Cuesta, 2009.págs. 39-54.

«¡Qué nido de botellas! Neruda y Hernández entre sangre y vino», Un cósmico temblor de escalofríos. Estudios sobre Miguel Hernández, ed. Francisco Javier Díez de RevengaMariano de Paco, Murcia, Fundación Cajamurcia, 2010, págs. 235-248.

«Miguel Pizarro y la virginal indestructible María Zambrano», Aún aprendo: estudios dedicados al profesor Leonardo Romero Tobar, ed. Ángeles Ezama, Zaragoza, Prensas Universitarias de Zaragoza, 2012,  págs. 697-708.