Número Actual - Números Anteriores - TonosDigital en OJS - Acerca de Tonos
Revista de estudios filológicos
Nº26 Enero 2014 - ISSN 1577-6921
<Portada
<Volver al índice de estudios  

estudios

COMPONENTE SOCIOLINGÜÍSTICO DEL CONTENIDO DE LOS REFRANES MATERNOS (LIBIOS) EN LA ENSEÑANZA DEL ESPAÑOL COMO LENGUA EXTRANJERA EN LIBIA

 

Elaiadi Abdusalam Jehawi

(Universidad de Trípoli. Libia)

Elge20112@gmail.com

 

RESUMEN:

 

El artículo trata de poner en claro la competencia sociolingüística de las frases del refranero libio para reconocer los rasgos lingüísticos del idioma español (morfología, léxico-semánticas y retóricas) en un aula de E/LE. A cada refrán libio le sigue una transcripción y una traducción libre al español. Los refranes seleccionados, que aparecen en grafía árabe fueron elegidos según un tema único que trata de las relaciones sociales y la conducta cotidiana en la cultura materna de los aprendices. El estudio tiene como fin acercar a esta competencia sociolingüística las unidades paremiológicas de la cultura materna en E/LE, así como aprovechar la competencia de la cultura materna del alumno para profundizar su conocimiento del léxico español.

 

Palabras clave: Refranes; lengua; aprendizaje de  E/LE ; en Libia.

 

ABSTRACT:

 

The article tries to make clear the sociolinguistic competence of the phrases of the proverb Libyan to recognize the linguistic features of the Spanish language (morphology, lexica-semantic and rhetoric) in a classroom of E / LE.

We means to approach this sociolinguistic competence of the paremiologycal items of the Libyan culture to the classroom  of Spanish as well as taking advantage of the knowledge of the native student to look deeply into the Spanish lexicon.

 

Key words: Proverbs; Language; in learning Spanish as a Foreign Language;  in Libya.

 

 

 

1. INTRODUCCIÓN

El estudio contractivo de los refranes libios y españoles en el aprendizaje del español por los aprendices libios incrementa su competencia tanto sociocultural como sociolingüística. Los rasgos socioculturales que nos ofrecen los textos paremiológicos facilitan el reconocimiento de los aspectos sociolingüísticos de la lengua española.         

 

La motivación que nos ha llevado a tratar este tema es la estructura sencilla y gramaticalmente correcta de esta frase popular que es el “refrán”, la cual facilitó la memorización del mismo a lo largo de toda su existencia. Además, el refrán se caracteriza por un sentido directo o alegórico, que es el que permite utilizar una gran muestra del lenguaje paremiológico disponible en la lengua materna para la enseñanza de E/LE.

 

Recuerda Martínez Marín[1] que "las expresiones fijas no pasaron desapercibidas -tan evidentes son- a muchos estudiosos ya antes de nuestro siglo; así, fijándonos en el español, recuérdese cómo algunos lexicógrafos de los siglos XVII y XVIII, G. Correas o la Academia, por citar dos casos representativos, expresan en los mismos títulos de sus obras el interés por la fraseología:

 

Vocabulario de refranes, frases proverbiales y otras fórmulas comunes de la lengua castellana; Diccionario de la lengua castellana, en que se explica el verdadero sentido de las voces, su naturaleza y calidad, con las frases o modos de hablar, los proverbios o refranes..." (1996: 72)”[2].

 

A continuación, presentamos unos ejemplos de algunos refranes libios, de nuestras referencias anteriores, que tienen dos temas en común: las relaciones sociales y la conducta cotidiana.

 

Los ordenaremos desde el punto de vista de la estructura formal: ruptura del orden habitual de las palabras dentro de la frase, construcciones unimembres, construcciones bimembres, construcciones plurimembres, dialogismo, hipérbaton, elipsis, concisión, etc., y desde el punto de vista semántico y retórico: significado traslaticio de los textos refraneros que lo conforman, repetición, metáfora, comparación, ironía, antítesis, metonimia, hipérbole, apóstrofe, etc.

 

2. CARACTERÍSTICAS MORFOSINTÁCTICAS DE LOS REFRANES SELECCIONADOS:

 

2. A. Construcciones unimembres:

Los refranes son sólo una oración que contiene un miembro ausente tácito, a suplir por el oyente (Casares[3]).

El contexto del refranero libio nos puede mostrar un concepto sociolingüístico del español, el cual nos ayudará bastante a la hora de aprender la morfología de la lengua española, por ejemplo, las frases unimembres, tal como ocurre en los siguientes refranes:

[4](البعرة تدل على البعير)

l- b ̒ ra tadūl ̒  l-bā‘yr

“Los excrementos del camello dan prueba de su existencia”

Por la caca se conoce el camello.

[5](جابله العسل فى الروانى)

` blh īl-āsl fy ’rwā ny”

“Ponerle la miel en la boca”

 

2. B. Construcciones bimembres:

Son los refranes que contienen dos oraciones independientes que refuerzan mutuamente su veracidad, o que se contraponen de forma antitética (Según Casares).

Son muchos los refranes formados por estructuras bimembres en las que el primer miembro es el que aporta el contenido informativo y la forma elocutiva (advertencia, negación, etc.), y el segundo contiene un valor únicamente formal, o sea, que los refranes que contienen dos oraciones independientes refuerzan mutuamente su veracidad.

Otro concepto sociolingüístico español, de carácter morfológico, que se puede aprender a través de los contextos de los refranes libios elegidos para nuestro trabajo,  es la construcción de frases bimembres:

)[6] الميت باباه قبل جده، يورث الهدة)

l- myt bābāh q`bl dh yūrt l-hāda "

A quién se le muere su padre antes que su abuelo, heredará la lastima

كان صاحبك عسل متلحساش كله)[7])

“kān sāhbk ‘sll mā tāklāš kūlh”

“Si tu amigo es de miel, no lo comas entero

 

2. C. Construcciones plurimembres o dialogismos:

Los dialogismos, según el Diccionario de la Real Academia Española, son: una figura que se realiza cuando la persona que habla lo hace como si platicara consigo mismo, o cuando refiere textualmente sus propios dichos o discursos, o los de otras personas personificadas.

Son las construcciones que tienen más unidades lingüísticas que las bimembres y son, en su mayoría, frases complejas que tienen más de un verbo. Estos refranes se emplean más en la lengua escrita que en la hablada.

En este caso hay muchos refranes libios que nos puedan ofrecer este concepto morfosintáctico en la lengua castellana:

[8] (تي تي،  كيف ما رحتى،  كيف ما جيتى)

“ty ty, Kyf ma rīhty kyf ma  īty”

“Ty Ty!, tal como fuiste, volviste!”

                                               [9] (اني أمير، وانت امير: منو بيسوق الحمير

Any `amyr, w`anta `amyr, mniū bīsūq l-āmīr

 “Tú príncipe y yo príncipe, pues, ¿quién conduce el burro?

 

 

2.D. Concisión:

Según el Diccionario de la Real Academia Española: una figura con brevedad y economía de medios en el modo de expresar el concepto con exactitud.

 Es decir, la habilidad de decir mucho con pocas palabras, que confiere a los refranes gran fuerza expresiva y facilita su memorización.

Es uno de los rasgos más notables de todos los refraneros del mundo, puesto que al definir el refrán siempre se pone la palabra breve como una de sus características esenciales. Esta concentración semántica reside en la habilidad de decir mucho con pocas palabras sentenciosas, aportando al refrán una gran agilidad y una fuerza expresiva que facilita su memorización. Los peculiares recursos morfológicos y sintácticos de la lengua árabe (Ruiz Moreno, 2000:126)[10] permiten la acumulación de diversas funciones significativas en el mismo vocablo y expresar ciertas ideas con una gran densidad:

 

[11](الى يحب، مايكره)

“l-y īyhb māyākrh”

“Quien ama,  nunca odia”

 

 

 

                  

2. E. Hipérbaton:

Según el Diccionario de la Real Academia Española: una figura de construcción que consiste en invertir el orden que en el discurso tienen habitualmente las palabras.

 Es la alteración del orden lógico o natural de las palabras en la oración. Invierte el orden gramatical de las palabras y la ilación lógica de las ideas, sea por buscar la elegancia en el estilo, sea por resaltar la belleza o la sonoridad de algún vocablo. En los refranes ocurre constantemente por razón de énfasis, metro o rima.

El hipérbaton es una característica peculiar del lenguaje poético y del popular, y es también un rasgo diferenciador de los dialectos árabes respecto a la lengua clásica o literal, en la cual raras veces aparece, especialmente si se trata de textos narrativos, donde el orden de las palabras en la frase es, normalmente, éste: verbo, sujeto y complementos:

[12](اني أمير، وانت امير، منو بيسوق الحمير؟)

Āny amyr, wā inta āmyr, miū bysūq l-āmyr

 “Tú príncipe  y yo príncipe, pues, ¿quién conduce el burro?

El orden lógico en este refrán es:

إذا اني أمير، وانت امير، منو بيسوق الحمير؟

¿Quién conduce el burro si tú eres príncipe y yo también lo soy?

 

2. F.  Elipsis:

Es la omisión de una o varios palabras que son necesarias para que la frase sea gramaticalmente correcta, pero no afecta a la comprensión del sentido. Es la figura más usada en los refranes por exigencias de metro y rima y para lograr concisión.

Las elipsis verbales que se dan en los refranes realmente se podrían tratar como anomalías sintácticas. No obstante, parece necesario recurrir a ellas justo después de haber tratado un tema como las oraciones sin núcleo verbal. Si en los refranes es corriente que se recurra a la elipsis es porque ésta, también, puede marcar la expresión temporal; además, otorga al refrán una mayor brevedad y permite un mejor paralelismo sintagmático.

Las palabras más omitidas en los refranes pueden ser verbos, pronombres, artículos, etc.

كان صاحبك عسل٬ متلحساش)[13])

 “kān sāhbk ‘sll mā tāklāš kūlh”

“(Si )tu amigo es de miel, no lo comas entero

La elipsis en este refrán está en omitir la conjunción (si), donde el orden lógico en este caso sería:

إذا كان صاحبك عسل٬ متلحساش كله

“Si tu amigo es de miel, no lo comas entero

 

 

3. CARACTERÍSTICAS LÉXICO-SEMÁNTICAS Y RETÓRICAS DE LOS REFRANES SELECCIONADOS:

 

3. A. Repetición:

Según el Diccionario de la Real Academia Española: una figura retórica que consiste en repetir de forma intencionada palabras o conceptos.

 

Se basa en el efecto del ritmo y de la simetría sobre la sensibilidad humana. La repetición es la reiteración de las palabras que crea el interés y el énfasis, y atrae la atención, dando al mismo tiempo una agilidad fonética y fuerza expresiva. En los refranes libios es corriente la repetición de ciertos esquemas fijos que sirven de modelo a distintos refranes. En este sentido se suele dar la repetición de ciertas palabras como اللي  (el que), مثل (como), y puede encontrarse dentro de un mismo refrán la repetición de esquemas o términos dando lugar al paralelismo, uso que se ve favorecido por la normal estructura bimembre. Esto afecta al nivel léxico, al fonológico, al morfológico y a la estructura sintáctica:

اعز الولد ولد الولد) ̓A  ̒zz l-wld, wld l-wld

“El hijo más querido es el hijo del hijo”

[14](حط راسك بين الروس( الرؤوس) وقول ياقطاع الروس)

hūt rāsk bīn al-rūss, wā qūl yá qtā‘al-rūss

“Pon tu cabeza entre las cabezas y te descabezarán”

 

3. B. Nombres propios:

En el refranero árabe culto se utilizan muchos nombres propios, como por ejemplo Ŷuā, que es un personaje popular que protagoniza numerosos cuentos y anécdotas de la literatura de todos los países árabes y cuyo nombre se utiliza como símbolo de burla, mientras que los nombres de Šen y abaqa son símbolos de la inteligencia. También destacan en el refranero nombres como ´aly, amīda, Daūd, Daūū, Marzzūq, etc. Lo mismo se puede observar en el refranero español (Ruiz Moreno, 2000:129), donde aparecen los siguientes nombres: Juan, por pueblo y simpleza; Beatriz, por bondad y hermosura; Martín, por firmeza; Pedro, por astucia, etc.

 

[15](كان عباك على بن ضو٬ ياقعادك هجاله من تو)

kān ‘bāk ‘lā bn đūū yā q‘dk hŷl mn tāū

“Si crees que vas a casar con Ben đūū, ya estás divorciada desde ahora”

 

 [16](افتك جحي من قولت احى)

“ftk Ŷhy mn qūlt ahy”

“Por fin dejó Ŷhy de decir ¡ah!”

3. C. Topónimos:

Los topónimos pueden ser de varias categorías; algunos describen o enumeran alguna característica física del lugar, que resulta especialmente sobresaliente o relevante; otros tienen su origen en nombres de persona o derivados de ellos; y también tenemos los de origen desconocido, generalmente procedentes de nombres comunes antiguos que con el transcurso del tiempo, azares o evolución lingüística de los territorios, han dejado de entenderse.

Al igual que en cualquier refranero del mundo, hay en el refranero libio connotaciones simbólicas que el refrán aprovecha y, con el tiempo, consolida.

 

مابعد مكة على بو حمار)[17])

māb̒d Mākā ̒lá bū hmār

“Lejos queda Meca, a quien viaja con burro”

[18](كل الطرق تودى الى مكة)

Kūl l-tūrūk tūady īla Meca

 “Todos los caminos llevan a Meca”

 

 [19]( بعد خراب مالطا)

B̓a ̒d jarāb Malta

“Tras de la ruina de Malta”

3. E. Metonimia:

Es la operación de sustitución de unas unidades léxicas por otras, basada en las relaciones de contigüidad que existen entre ambas unidades. Consiste, pues, en designar algo con el nombre de otra cosa tomando el efecto por la causa o viceversa, el autor por sus obras, el género por la especie, el todo por la parte, y viceversa.

 

[20](لا يصلح العطار ما افسد الذهر)

la ūslh al-‘tár mā afsdā al-dhrū

“El perfumista no  puede arreglar lo que rompió los años”

 (الدوة بينى وبين جاري شن دخل حمارى)[21]

l- dūá bīny wa bīn ŷāry šn dajl Hmary?

“La conversación entre mi vecino y yo, ¿por qué se entrometió mi burro?”

 

3. F. Paralelismo:

El paralelismo es una de las características básicas de la poesía árabe. En el refranero libio se nota su presencia frecuentemente. En un refrán nos aparecen dos miembros que se corresponden en palabras y en pensamiento. En este sentido hay que decir que la antítesis es una forma de paralelismo, sólo cuando se invierte. Estructuralmente, en el paralelismo, los miembros suelen ser iguales, o casi iguales, en cuanto a la distribución de palabras y de sílabas, sean breves o largas; por consiguiente, también en cuanto a la distribución del acento y el uso de los mismos tiempos.

 

[22](ماتت الحمارة وانقعطت الزيارة)

Mātat l-māra, wa-nq ̒at l-zīāra

"Se ha muerto la burra, cesaron las visitas

[23](ولد الفار، حفار)

Wild l-fār, āfār

“El hijo del ratón, excavador”

3. G. Metáfora:

Es el tropo más importante y el más utilizado, es el de mayor categoría estética y aquel en el que la palabra cobra su máxima tensión expresiva. Según Aristóteles, consiste en dar a un objeto el nombre de otro con el cual tiene alguna semejanza.

Significa también comparar dos elementos sin usar nexos. El término es importante tanto en la teoría literaria (donde se usa como recurso literario) como en lingüística (donde es una de las principales causas de cambio semántico). Se utiliza, además, en psicología para referirse al poder profundo de las historias metafóricas y su acción en el cambio interno, la visión o el paso a un nivel de conciencia más profundo. En los refranes de cualquier sociedad se utiliza abundantemente.

 

[24](البومة كان فيها خير، ماخلاها الصياد)

l-būma kān fīha jīr, mājlah l-yād

 “Si el búho tuviera provecho, no lo soltaría el cazador”

 

3. H. Comparación (símil):

Su intención, al igual que la metáfora, es pedagógica, toda vez que pretende facilitar la compresión de una idea ejemplificándola. La comparación intenta plasmar la semejanza entre dos cosas o dos conceptos. Para su realización se usan en el refranero libio locuciones comoكا او كما او مثل  (como), af´alu min (más que, menos que). Las comparaciones o las locuciones comparativas y las comparaciones proverbiales son consideradas como refranes amāl por la tradición filológica árabe.

[25](كمثل حمارً يحمل اسفاراً )

K ̓ mil hīmarn yāhmlū asfārn

“¡Como el asno que cargaba libros!”

 

3. I. Hipérbole:

Según el Diccionario de la Real Academia Española:

Es una figura que consiste en aumentar o disminuir excesivamente aquello de que se habla.

 La hipérbole es una exageración deliberada; el lenguaje hiperbólico presenta las cosas como mayores o menores, mejores o peores de lo que son para causar mayor impresión en el ánimo del oyente. Describe o valora las cosas fuera de lo normal; engrandece o empequeñece las cualidades y las acciones abiertamente. Es una figura corriente en el lenguaje cotidiano (aparte del literario), que juega un papel importante en el estilo jocoso-satírico (en el chiste también). La gente sencilla suele aferrarse tenazmente a sus opiniones y creencias y no vacila en usar la hipérbole.

[26]( ضرب الحبيب كأكل الزبيب)

arb l-habīb ka akl l-zabīb

“Las caricias de un cariño, (es) como comer las pasas”

 

3. J. Ironía:

Según el Diccionario de la Real Academia Española, es figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice. Por medio de la ironía se expresa, en el lenguaje corriente, un texto inesperado de contenido burlesco, que da a entender lo contrario de lo que dice. La ironía también es uno de los recursos literarios más usados, tanto en los textos literarios de carácter burlesco como en los refranes.

 

[27](البعرة تدل على البعير)

l- ba ̒ rā tadūl ̒ la l-bā ‘yr

“Los excrementos del camello dan prueba de su existencia”

 

[28](شن علم البقر ضرب القلاقص)

Šn ̒alim l-bqar rb l-qlāq

"Quién enseñó a las vacas a tocar las sirenas

 

3. K. Antítesis:

La antítesis es una contraposición de palabras o expresiones de sentido contrario; requiere la construcción simétrica de los miembros contrapuestos. Este método, empleado en los refranes, es un procedimiento muy eficaz porque pone de manifiesto que la realidad es múltiple y contrastable.

 

[29](شاوره وماتعباش عليه)

Šāwrh wa -mā t‘bāš ‘lyh

“Consúltale, pero no confíes en él”

 [30](يعطيها باليمين و يأخذها باليسار)

̒ṭīa bl-yāmīn wa-yājdah bl-īāsār

“Da con la mano derecha y coge con la izquierda”

“Lo que da con la derecha, lo coge con la izquierda”

 

3. I. Apóstrofe:

Figura de diálogo que consiste en la interrupción repentina en un discurso o narración para dirigirse apelativamente a alguien, ya sea tanto a una persona presente, fallecida, ausente, como a abstracciones u objetos inanimados o, incluso, a sí mismo. El empleo de este recurso es muy común en las plegarias u oraciones, en los soliloquios y en las invocaciones.

 

[31](ولد الحرام لو وكلته مايشبع ألو ناديته مايسمع)

wld al-hrm lw w kāltā m yšb w kān nādyth m ysm

“El hijo desgraciado si le das de comer no se harta y si le llamas no oye”

"El hijo desvergonzado, ni oye ni harta"

 

3. M. Personificación:

La prosopopeya se expresa por el dialogismo en el que un animal o un objeto aparecen como hablantes. Normalmente, la prosopopeya o personificación consiste en atribuir acciones y cualidades propias de seres animados a cosas inanimadas o abstractas. El uso de esta figura responde a la necesidad de interpretar el mundo conforme a las emociones humanas.

 

[32](القرد فى عين امه غزال)

’l qrd fy ‘yn ūmhá gzal

“A la mona, su hijo le parece una gacela”

 

3. N. Retruécano o quiasmo:

Es el entrecruzamiento de enunciados contiguos en los que dos o más términos sucesivos han invertido el orden de aparición en los miembros.

Este rasgo consiste en repetir algunos vocablos o una frase entera, invirtiendo el orden de sus términos; es un trueque o permuta que vuelve la frase del revés. Se dicen las mismas palabras, pero en orden inverso y significación contraria, de modo que se produce el contraste. Destruye el sentido común para construir sobre sus ruinas una idea nueva. Una inversión de términos acarrea una inversión del ritmo de la frase. El retruécano es como un juego de palabras, sofisticado y en el que, desde el punto de vista formal, abunda la epanadiplosis.

 

اني جارك وانت جاري، انت في دارك واني في داري)[33])

̓ ny jarāk wa ̓nta jarāry ̓nta ef darāk wa anā ef dāry

"Si eres mi vecino y yo el tuyo, yo en mi piso y tú en el tuyo

 

اعز الولد ولد الولد)[34]) 

A  ̒zza l-wld wld l-wld

“El hijo más querido es el hijo del hijo”

 

3. O. Aliteración:

Según la RAE, es una figura estética que consiste en la repetición del mismo o los mismos sonidos en una frase. Es decir, es la repetición frecuente de una consonante o de la misma sílaba en las palabras que forman frase o cláusula. Esta figura retórica provoca un marcado efecto sonoro que puede llegar a sugerir imágenes relacionadas con los sentidos. Es un recurso muy utilizado en la poesía árabe clásica y popular. En los refranes se usa mucho, ya que aporta al refrán una agilidad fonética que facilita su memorización:

 [35](ولد الفار، حفار) (R.R.)

Wld l-fār, āfār

“El hijo del ratón, excavador”

             

 

3. P. Paranomasia:

     Según la RAE, es una semejanza fonética de cualquier tipo entre dos o más palabras, en especial cuando se diferencian sólo en la vocal tónica. Es un juego fonológico; consiste en reunir voces de pronunciación parecida (por tanto de sonido semejante), que, al diferir en algún fonema, tienen significación muy dispar. Obliga al oyente o al lector a un esfuerzo intelectual y subraya el contraste. Es decir, coloca próximas dos o más palabras fonéticamente parecidas pero con sentido diferente:

 

[36]( ضرب الحبيب٬ كاكل الزبيب)

rb al-hbyb zy akl al-zbyb

“Los golpes de un cariño, (es) como comer las pasas”

 

 

3. Q. Rima:

Es uno de los rasgos más comunes en las paremias. La mayoría de los refranes se presentan divididos en dos hemistiquios o mitades entre los que distinguimos una rima interna (asonante o consonante):

 

[37](من تدخل فيما لا يُعنيه سمع مالا يُرضيه)

mn tādājalá fymā lā yū‘nyh  sm‘ā mālá ūrdyeh

“Quien se metió en cosas ajenas, oirá lo que no le gusta”

 

3. R. Onomatopeyas:

Uso de palabras que reproducen o imitan sonidos naturales:

[38](الكلب النباح ماينتشش)

l-kālb al-nābāh mā īntyšš

“Perro ladrador,  poco mordedor”

 

 

 

3. S. Derivación o figura etimológica:

En retórica, la figura etimológica, dentro de las figuras literarias, es una de las figuras de repetición. Emplea en la misma cláusula palabras distintas pero derivadas del mismo radical. Consiste en utilizar dentro de una misma frase, y en posiciones sintácticas diferentes, formas derivadas de un mismo lexema. En los refranes libios este recurso se nota en la repetición de la raíz de una palabra, facilitada por el hecho de que la lengua árabe tiene unas peculiaridades morfológicas basadas en el principio de triliteralidad:

 

[39](صاحب بوك صاحبك)

sāhb būk sābk

“El amigo de tu padre, es tu amigo”

 

 

3. T. Diminutivos:

Los diminutivos suelen ser usados como expresión de cariño o afecto hacia una persona, animal o cosa. Otros, por el contrario, se pueden sentir como ofensivos. En la cultura, tanto árabe como española, son numerosos y consisten en agregar un morfema al final de las palabras. Aquí hay que señalar que el uso del esquema morfológico utilizado en lengua árabe para formar el diminutivo varía según la palabra, la zona dialectal y el país:

(عاون سيدي عبد السلام بحبيل)[40]

̒ āwn sydy ̒ bdsālām byhbyl

“Ayuda con una cuerdecita (echa una mano) a mi señor Abdusalam

Correspondencia en español: Echa un cable.

 (كيف سويريح البقر لا يرفع لا يجيب خبر)[41] 

Kīf sūrīh l-baqr lā yrf̒̒a  lā īŷīb jābr

" Como el pastorcillo de vacas  ni trae ni lleva noticia"

 

3. U. Antonomasia:

Consiste en cambiar al individuo por la especie. Es una subclase dentro de las metonimias. El individuo puede representar una cualidad abstracta:

 

[42](حمار شغل)

āmar šugl

Es un burro de trabajo

 [43](رأسه برأس بصل) 

rāsā bīrās bāşl

“Ser cabeza de cebolla”

 

3. V. Mandato:

Se usa en algunos refranes que dan consejos en modo imperativo y que contienen una instrucción que señala una pauta explícita de comportamiento que se puede aplicar en cualquier época.

[44](الباب الي يجيك منه الريح، سده واستريح)

l-bab ily yŷk mniha l-rīh, sīdha wā-strīh

 “La puerta que te trae el viento, ciérrala y toma aliento”

 [45](البير الي تشرب منه، ما ترميش فيه رشادة)

l-byr ly-tūŷrb minha, mātdfš fyh rāšāda

“No tires piedras al pozo del que bebes”

 

4. CONCLUSIONES

Por lo expuesto anteriormente, se puede concluir lo siguiente:

 

  1. Los refranes y las expresiones fijas están incluidos en los estudios de vocabulario y en otros estudios que tienen en cuenta el enfoque comunicativo, necesario para un estudiante que desee considerarse como bilingüe.
  2. El estudio del papel didáctico sociolingüístico, junto a nuestro estudio sociocultural de los refranes que tenemos en nuestra tesis, permite a los alumnos conocer la cultura y la lengua estudiada y familiarizarse con ella, así como ponerla en práctica en la conversación cotidiana, en el registro oral/coloquial, tal como lo hacen en su propia comunidad, hasta tal punto de que sean capaces de llevar a cabo variaciones, requeridas, a veces, por la conversación o por la situación extralingüística.
  3.  El conocimiento del refrán materno desempeña un papel importante en cuanto al manejo de los conceptos sociolingüísticos de la lengua española por parte de los aprendices de la misma. Algo que les facilitaría romper las colocaciones habituales de las palabras dentro de la frase, abundar las connotaciones, los significados idiomáticos o traslaticios y, sólo cuando los conocen, se puede llegar a conocer en qué contexto se puede o no utilizar un determinado dicho o refrán. Además aprenden a formar frases simples lingüísticamente correctas, así como a traducir una frase o un dicho popular de la cultura materna a la lengua estudiada, el español en este caso.
  4.  El refrán, por carácter universal, desborda los límites de una cultura concreta o particular, incluso en el aspecto formal; su configuración es bastante semejante en lenguas lejanas: rima, elipsis, paralelismo, figuras retóricas, etc., muchos de los recursos no tienen fronteras. Pero, la mayoría de las veces, las similitudes se encuentran en el plano semántico. Algo que facilitaría usar las frases hechas de la cultura materna para aprender los aspectos sociolingüísticos de una segunda lengua.

 

 



[1] Martínez Marín, J. (1996), Estudios de fraseología española, Málaga, Ed. Librería Ágora

[2] Toledo, María Isabel, (1999), “El refranero español: un reto para los alumnos de ELE”, Actas del X Congreso de ASELE, pp. 713-714.

[3] Casares, Julio (1992): Introducción a la Lexicografía Moderna. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Colección Textos Universitarios, No. 17. Madrid.

[4] Muhammad Haqiq. Al- amtāl aš-ša‘biyya fy Libya (Los refranes populares libios recopilados y clasificados). Trípoli, 1978: p.13.

[5] Ibidem, p.27.

[6] Al-Tyb Ali Al –Shrif. Investigador y Mohamed Muloud Kmag. Myn al- amtāl aš-ša‘biyya w ̓  ̓lhkm fy Libia (Los refranes y sabidurías en Libia).  Zawiya, 2004: p.25.

[7] Alí Mwstafà Al- Mūsrāty: Al-ta‘bir Al- Ša‘bía Al-libía (Los dichos populares libios). Trípoli, 1982:p.60.

[8] Rahil Shatmani Omar y Rabeah Qalal Otman: AL-mtāl Al-šabyā Al-libyā (Los refranes populares libios), Trípoli, 2008:p.45.

[9] Ibidem, p.17.

[10] RUIZ MORENO, R. Mª (2000): “El refrán árabe y su forma de expresión”. Paremia 9. 125-133.

[11] Alí Mwstafà Al- Mūsrāty: Trípoli, 1982:p.36.

[12] Rahil Shatmani Omar y Rabeah Qalal Otman:Trípoli, 2008:p.22.

[13] Alí Mwstafà Al- Mūsrāty: Trípoli, 1982:p.65.

[14] Ibidem p.44.

[15] Muhammad Haqiq: Trípoli, 1978: p.37.

[16] Alí Mwstafà Al- Mūsrāty: Trípoli, 1982:p.28.

[17] Muhammad Haqiq: Trípoli, 1978: p.59.

[18] Alí Mwstafà Al- Mūsrāty: Al-ta‘bir Al- Ša‘bía Al-libía (Los dichos populares libios).: Trípoli (1982:p.60).

[19] Rahil Shatmani Omar y Rabeah Qalal Otman: Trípoli, 2008:p.33.

[20] Alí Mwstafà Al- Mūsrāty: Trípoli,1982: p.69.

[21]  (De oído)

[22] Muhammad Haqiq: Trípoli, 1978: p.22.

[23] Rahil Shatmani Omar y Rabeah Qalal Otman: Trípoli, 2008: p.55.

[24] Ibidem, p.23.

[25] Ibidem,p. 80.

[26] Ibidem ,p.44

[27] Rahil Shatmani Omar y Rabeah Qalal Otman: Trípoli, 2008: p.30.

[28] Alí Mwstafà Al- Mūsrāty: Trípoli,1982:p.55

[29] Ibidem, p.57.

[30] Ibidem, p.75.

[31] Al-Tyb Ali Al –Shrif: Zawiya, 2004: p.25.

[32] Ibidem, p.34.

[33] Ibidem, p.30.

[34] Ibidem, p.24.

[35] Rahil Shatmani Omar y Rabeah Qalal Otman: Trípoli, 2008: p.46.

[36] Ibidem, p.40.

[37] Ibidem, p.60.

[38] Al-Tyb Ali Al –Shrif: Zawiya, 2004: p.30.

[39] Alí Mwstafà Al- Mūsrāty: Trípoli, 1982:p.44.

[40] Ibidem, p. 49.

[41] AlTyb Ali Al –Shrif: Zawiya, 2004: p.48.

[42] Ibidem, p. 35.

[43] Alí Mwstafà Al- Mūsrāty: Trípoli, 1982:p.60.

[44] Ibidem, p.24.

[45] Rahil Shatmani Omar y Rabeah Qalal Otman: Trípoli, 2008: p.35.