Colegios Profesionales de Ingeniería en Informática

Todos los grupos del Congreso de los Diputados apoyan en su sesión de 26 de mayo de 2009 la proposición de ley de creación del consejo general de colegios oficiales de ingeniería en informática. Durante las discusiones sobre esta propuesta los representantes de los distintos partidos políticos destacaron la influencia de los profesionales de la ingeniería informática en nuestra sociedad. Resaltamos algunas de las intervenciones:

“Los y las profesionales de las ingenierías informáticas son profesionales claves en el desarrollo de la sociedad del conocimiento, de la nueva sociedad en red. Casi todo lo que utilizamos tiene una aplicación informática, los instrumentos, herramientas, aparatos, ordenadores, la propia red Internet, etcétera. Las personas cada vez más reclaman seguridad y confianza, y este es un reto para desarrollar Internet y para desarrollar el comercio electrónico, para eso, quien los puede garantizar son las ingenierías informáticas.” (Lourdes Muñoz Santamaría, PSOE)

“...las ingenierías informáticas entran de lleno en la estrategia de Lisboa, en particular la iniciativa 2010, pues fija como objetivo convertir a Europa en un lugar más atractivo para mejorar nuestro bienestar, favorecer el empleo, el crecimiento económico y la innovación.” (Adolfo González Rodríguez, PP)

“..que el Gobierno garantice —abro comillas— una presencia justa y ecuánime de los colegios profesionales de ingeniería en informática en el Consejo Asesor de las telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, el Catsi, regulado por el Real Decreto 1029/2002, que en su artículo 1 establece su carácter asesor en materia de telecomunicaciones y sociedad de la información y en su artículo 2 estipula las funciones del mismo, consistentes en proponer, estudiar e informar sobre todos aquellos aspectos relacionados con las telecomunicaciones y la sociedad de la información.” (Adolfo González Rodríguez, PP)

“En el actual contexto económico y en el marco de la mejora de la productividad y de la competitividad de nuestro sistema es nuestro deber poner al alcance de la sociedad todos los instrumentos necesarios para que la conexión entre las TIC —en las que la informática y los ingenieros informáticos son elementos clave— y el tejido productivo y social impulsen la recuperación;” (Inmaculada Riera i Reñé, CIU)