Psicología en la UMU y Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Facultad de Psicología. Curso 2005/06
Grupo de profesores de primero
(formación para el inicio de experiencia piloto conjunta de 1º de Psicología)

[Fuente: Goñi Zabala, J.M. (2005). El Espacio Europeo de Educación Superior, un reto para la universidad. Barcelona: Octaedro / ICE Universidad de Barcelona]

Debemos entenderlas desde una aproximación funcional curricular: la función que cumplen en el curriculum

Una competencia es una capacidad para movilizar diversos recursos cognitivos para hacer frente a un tipo de situaciones (Perrenoud, 2000)
Es ser capaz de transferir lo aprendido, de tener autonomía en el aprendizaje y de resolver problemas.

Al formarse en competencias, el proceso instructivo es de crecimiento [constructivo] y no de acumulación.

p. 88

Ser competente "implica un grado de autonomía que permita la transferabilidad del saber a otros contextos y la posibilidad de poder seguir aprendiendo a lo largo de toda la vida profesional".

Definir la competencia como tener "conocimientos, habilidades y destrezas" (así aparece en los decretos de adaptación al EEES en la legislación española) es confuso y ambiguo.

La mejor definición es "capacidad relacionada con la resolución de situaciones problemáticas".

p. 89

¿Primero teoría y luego práctica? ¿primero conocimientos y luego competencia?

Esta distinción no es correcta. No es una cuestión de teoría y práctica sino de capacidad para resolver situaciones. Hay teorías cuyo dominio y comprensión nos hacen competentes para explicar y prever situaciones resolviendo de esta manera problemas bien complicados. Hay prácticas obsoletas cuyo dominio no nos vuelven más competentes.

Así pues, lo que importa no es más teoría o más práctica sino buscar el saber competente. No se aprende y luego se aplica, aprender implica aplicar. Todo saber aspira a ser competente, saber que puede ser usado para resolver situaciones problemáticas.

Los fines del curriculum son las competencias. Hay que evitar usar términos tales como habilidades, destrezas y aptitudes.

 

Elementos estructurales de las competencias

Una competencia se compone de:

- una OPERACIÓN (acción mental)
- sobre un OBJETO (que es lo que habitualmente llamamos CONOCIMIENTO)
- para el logro de un FIN determinado (contexto de aplicación )

COMPETENCIA = (OPERACIÓN + OBJETO) + contexto + finalidad

p. 106

Operaciones

Una operación es acción interiorizada que se realiza de manera simbólica (razonar, analizar, valorar, argumentar, explicar, calcular, medir, estimar, leer, escribir, bailar, saltar, describir, dibujar, identificar, etc.).

Operación no es lo mismo que acción:
- operación es manipulación de símbolos o imágenes mentales
- acción implica objetos del mundo natural

Podemos operar sin actuar, no podemos actuar sin operar. El concepto de operación es más general que el de acción. Pensar es siempre operar.

Toda competencia implica la puesta en acción y coordinación de varias operaciones mentales. Todas las competencias son encierto sentido cognitivas.

Objetos

Son elementos simbólicos facilitados sobre todo por el lenguaje.

Los objetos conceptuales:
- Suelen ser lo más habitual en los estudios universitarios: terminologías, jergas nuevas que surgen al resolver problemas. A veces se aprenden sólo los términos y no el problema o la solución que los originó.

p. 109
- Los temarios se refieren a qué es, generalmente ordenados según una concepción estructural esencialista, basada en definiciones

Esa visión del aprendizaje de conceptos es correcta pero insuficiente. Hay otras alternativas más pragmáticas y funcionalistas: Los términos y conceptos no deben ser fósiles.

La mera erudición es insuficiente en el curriculum. Estudiar sólo los conceptos y términos necesarios para el logro de las competencias que queremos desarrollar en nuestros estudiantes. Interesa asegurarnos de que el estudiante pueda:
- comprender la información
- entender bien los mensajes
- interpretar el significado de los documentos
- hacerse con el sentido de las teorías que explican y predicen fenómenos y situaciones
- relacionar los términos en redes semánticas estables
- recordar aquellos datos que son necesarios para una correcta comprensión de los mensajes, etc.

Pero no memorización no comprensiva de palabras y términos.

p. 110

Objetos procedimentales

El objeto puede ser un conjunto de reglas, pautas o consejos que sirven para guiar la acción. Se trata de los procedimientos. Por ejemplo, en medicina aprender pautas para tratar un ataque al corazón.

La expresión escrita de un procedimiento se llama protocolo. Los profesionales usan protocolos en diversas situaciones: Los médicos en el diagnóstico, los ingenieros para testar el funcionamiento de un motor, etc.

p. 111

Pero el desarrollo de competencias no puede ser sólo procedimental o sólo conceptual. Es de ambos.

p. 112

En la normativa legal española reciente de adaptación al EEES hay cierta confusión terminológica. Se habla de conocimientos, habilidades y destrezas de los estudiantes:
- Conocimiento se suele asociar a aprendizaje conceptual
- Destrezas y habilidades se asocia a aprendizaje procedimental.

Pero no es cierto que existan competencias relacionadas exclusivamente con lo conceptual y otras con lo procedimental porque en realidad ambas interactúan en muchas competencias y son a veces totalmente inseparables. Por ejemplo, un estudiante de química aprende a analizar un compuesto químico. La competencia implica aquí el dominio conjunto de:
- conceptos relativos a la química analítica
- procedimientos que se deben seguir para hacer el análisis.

Un tópico frecuente de los estudiantes es que sus estudios son excesivamente teóricos y con poca práctica. Son excesivamente eruditos [no necesarios para las competencias de la titulación] y escasamente procedimentales.

p. 113

Sin embargo, hay aspectos que apenas se tratan. Por ejemplo “las técnicas de estudio y el aprender a aprender están íntimamente relacionados con los procedimientos de tratamiento de información, que son parte de competencias transversales de gran valor educativo”.

 

Las actitudes como parte de las competencias

- Las actitudes son objetos de aprendizaje diferentes a conceptos y procedimientos
- Las actitudes son parte de la operación, son reguladores de las operaciones
p. 114
- Son comportamientos estables basados en valores asumidos
- La actitud es parte de la competencia porque se opera con ella, pero no es un objeto de aprendizaje porque no se opera sobre ella.

Por ejemplo, la actitud reflexiva frente a una situación problemática consiste en detenerse e intentar examinar las razones o motivos para decidir. Igual podríamos pensar de actitud crítica, racional, de respeto, de constancia, de colaboración, de solidaridad, etc.

La actitud es moduladora de la propia acción operativa [Es como el adjetivo o el adverbio que se pone junto al sustantivo, el atributo del concepto]. Por ejemplo:
- leer de manera atenta
- medir con precisión

 

- La operación se expresa mediante un verbo de acción (por ej., analizar, describir, calcular, diseñar)

- La regulación como una forma adverbial que califica al verbo:
  . analizar críticamente
  . describir con minuciosidad
  . calcular con precisión y rapidez
  . diseñar creativamente
Esta es la parte de la competencia que está directamente relacionada con las actitudes

- Los objetos como formas sustantivadas. Por ejemplo, una competencia la redactaríamos así:

“Analizar [operación] críticamente [regulación-actitud] las circunstancias en la que se desarrolla la profesión de enfermera [objeto]”