Web de técnicas de documentación y elaboración de trabajos en la investigación psicológica

Conforme se va consiguiendo el material y los documentos (libros, artículos, etc.) que nos van a servir de base para elaborar nuestro trabajo, conviene hacer dos cosas:

- hacer ficha bibliográfica de cada uno de los libros y artículos conseguidos, y

- hacer fichas de contenido en base a la lectura de los documentos obtenidos.

 

 

 

 Web de técnicas de documentación y elaboración de trabajos en la investigación psicológica

Fichas bibliográficas
- Tipos: a) En fichero o archivador;  b) En folios;  c) Por ordenador; d) Ventajas e inconvenientes de cada tipo

- Elaboración de cada ficha

 

Tipos

 En general se pueden seguir tres métodos para hacer fichas bibliográficas: en fichero, en folios y por ordenador.

a) En fichero o archivador

Este sistema implica colocar los datos de cada libro o artículo en su correspondiente ficha de cartulina o papel (generalmente en las de tamaño 12 x 8 cm.) y éstas a su vez en el correspon­diente fichero.

Sobre cada referencia se suelen hacer una o dos fichas, según hagamos un solo fichero (normalmente de autores) o dos (de autores y de materias).

Un fichero de autores supone ordenar las fichas por orden alfabético (del primer apellido de cada autor). Por materias supone hacer previamente una clasificación de los diversos subtemas de nuestra investigación o de nuestra area de interés (siguiendo con el ejemplo anterior: 1) Dislexia y lateralidad,  2) Dislexia y problemas de lenguaje,  3) Dislexia y procesos cognitivos de lectura, 4) Dislexia y tests de lectura, etc.) y ordenar las fichas por subtemas y dentro de cada subtema, por orden alfabético de autores. Quizás para empezar lo más fácil es hacer una sola ficha por referen­cia en un fichero de autores.

 

b) En folios

Siempre que se tengan pocas referencias sobre el tema, puede ser útil este sistema. Para confeccionarlo se subdivide el tema general en subtemas y cada folio se encabeza con el nombre de dicho subtema. A continuación se van escribiendo una tras otra las diferentes referencias (sin orden alfabético de autores sino por orden de adquisición). También, opcionalmente, se suele po­ner a lápiz, tras cada referencia, datos sobre la localización exacta de dicho artículo o libro (en qué carpeta o estanteria está), así como fecha de adquisición, lugar de procedencia, etc. Al no ir ordenadas alfabéticamente, si se tienen muchas referencias no es un método útil.

 

c) Por ordenador

Existen varios programas que permiten archivar en disco las referencias bibliográ­ficas. Este sistema es de gran utilidad sobre todo cuando se tiene gran cantidad de referencias bibliográficas  pues permite recuperar la información  no sólo por orden alfabético de autores o de materias (como ocurre en los ficheros de cartulina) sino por otros conceptos tales como  por años de publicación, palabras-clave, temas, subtemas, etc. En definitiva, la utilidad mayor es que una ficha puede estar indizada en diversos subtemas sin tener que repetirla. Existen programas de bases de datos especialmente adaptados para el registro de referencias bibliográficas tales como el Reference Manager.

 

d) Ventajas e inconvenientes de cada tipo

Cada método tienen sus ventajas e inconvenientes. El fichero manual sólo es utilizable en un solo lugar de trabajo (no se puede transportar fácilmente) mientras que esto no ocurre en el de folio ni en el de ordenador (siempre que haya ordenador en los distintos sitios donde uno quiera trabajar, pues el disco si es fácilmente transportable). Para trabajos con gran número de referencias bibliográficas el mejor método es el de ordenador seguido por el de fichero manual (nunca el de folio). El fichero manual de autores en papel tiene la ventaja de que se puede acarrear fácilmente, por ejemplo, para ir a una biblioteca y localizar libros. 


 

Elaboración de cada ficha

Independientemente del tipo de soporte (fichero, folio, ordenador) todas las fichas deben conte­ner la misma información y en el mismo orden, con el fin de que sea lo más útil posible a la hora de elaborar la bibliografía de nuestro trabajo. Hay varios sistemas normalizados, pero en psicología las normas más seguidas actualmente son las de la A.P.A. (American Psychological Association), pues sir­ven tanto para las fichas bibliográficas como para la elaboración de las referencias bibliográficas o bi­bliografía que se incluyen al final de los trabajos o informes y que expondremos detenidamente más adelante (Ver apartado 4.2.).

Así pues, en cada ficha deben ir, al menos, los siguientes datos y por el siguiente orden de colocación:

- AUTOR: Primer apellido (en mayúscula solo la primera letra del mismo) e inicial del nombre; si son varios autores, una coma separa a cada autor, excepto antes del último que se pone "y"; por ejemplo; Smith, E.L., Lewis, A.T. y Carroll, S. Si el autor es editor del libro se pone (Ed.) (por ejemplo: Davey, K.(Ed.) y si es compilador se pone (Comp.).

- AÑO: Año de edición, sea del libro o de la revista. Se pone entre paréntesis e inmediatamente des­pués, en el mismo renglón, que los autores.

- TITULO del artículo o del capítulo de libro (sin comillas y sin subrayar) o del libro (sin comillas y subrayado)

- El resto:

* Si es artículo de revista: nombre de la revista (subrayado), volumen (subrayado), páginas (de comienzo y final). Por ejemplo: Psychological Review, 32, 321-353. Si la paginación de cada nº es independiente, se puede poner el nº entre paréntesis tras el volumen.

* Si es libro: lugar de publicación (si es una ciudad poco conocida se añade el Estado o el país; si es una ciudad extranjera muy conocida, se pone en castellano), editorial (sólo el nombre de la editorial). Opcionalmente, si es un libro traducido, al final se añade la fecha de la edición original y si la referencia inicial es extranjera pero hay traducción al castellano también se especifica ésta. Por ejemplo: 1) Madrid: Alianza;  2) Hillsdale, New Jersey: Erlbaum; 3) Nueva York: Acade­mic Press.

* Si es capítulo de libro: Editores del libro, seguido de (Ed.) o (Eds.) si son varios, título del libro (subrayado y sin comillas), páginas del capítulo (entre paréntesis), lugar de edición y editorial. Por ejemplo: En G. Davey (Ed.), Cognitive processes and pavlovian conditioning in humans (pp.147-182). Nueva York: Wiley. O sea, En <Inicial del nombre del edi­tor> <Apellido del editor> <(Ed.)>,<Título del libro> <páginas capítulo>.<Lugar edición>:<Editorial>.

En formato de ficha quedaría como en la Figura 2.

 

 
     Smith, E.L., Lewis, A.T. y Carroll, S. (1987).

      Autonomic conditioning in humans with electrodermal   
     responses.

     En G. Davey (Ed.), Cognitive processes and pavlovian
     conditioning in humans (pp.147-182).
Nueva York: Wiley.

 

                                          Figura 2. Ejemplo típico de una ficha bibliográfica.

 

 Opcionalmente, es deseable incluir:

                - dónde localizar el trabajo (carpeta, biblioteca, etc.)
                - temática del trabajo (claves por materias, etc.)
                - observaciones personales (“útil”, “difícil”, etc.)

 

 

 Web de técnicas de documentación y elaboración de trabajos en la investigación psicológica

Fichas de contenido
- Aspectos básicos
- Elementos de las fichas de contenido:
a) Encabezado; b) Referencia; c) Contenido
- Tipos de fichas de contenido: a) Textuales; b) De definiciones; c) De resumen; d) De comentario personal; e) Mixtas;  f) De referencia cruzada
- Organización de las fichas de contenido

 

Aspectos básicos
 

Cuando ya vamos leyendo y analizando libros y artículos sobre nuestro tema, vamos encontrando aspectos muy específicos que conviene extraer y abrir ficha con ello (normalmente en cartulina, aunque también puede hacerse en folio). Al leer otro artículo es posible que vuelva a aparecer el mismo con­cepto aunque tratado de otra forma o por otro autor o incluso aportando al mismo nuevos matices o distinta evidencia empírica. Por ejemplo, supongamos que leyendo un artículo sobre dislexia nos inte­resa la incidencia de la misma en la población infantil. Abrimos ficha con ese tema basándonos en un autor que estamos leyendo y ponemos lo más interesante que dice sobre dicho tema, de modo que se pondrá entre comillas si es textual y siempre haciendo mención de la página en la que encontramos di­cho contenido. Luego al leer otros libros o artículos encontramos otros datos sobre lo mismo (lo cual es colocado en la misma ficha). Todo va quedando registrado en la misma ficha del modo que aparece en el ejemplo de la Figura 3:

 

       DISLEXIA, incidencia en población infantil

       [Fuente: Buttet y Assal (1979), p. 26]

                   Según Buttet y Assal, citando a otros autores:

                   “va desde 2% (Bannatyne, 1971), 10% (Critchley, 1970), al 15% (Gibson y
                   Levin, 1975)”

       [Fuente: Casanova, 1981]

                   En población escolar española se da entre un 30% y un 40% en menores de 10
                   años

       [Fuente: Varios (1970), p. 123]

                   Debray et al. (1979) estiman su frecuencia entre 5 y 10% de los escolares.

       [Fuente: Ajuriaguerra (1975), p. 315]

                   Entre 5 y 10% y más frecuente en niños que en niñas

 

Figura 3: Modelo de ficha de contenido

Una ficha de contenido puede tener:

- ideas o datos de otro
- observaciones personales
- ser textual (cita)
- resumir el texto, etc.

El encabezado indicará: tema, subtema, fuente de referencia (abreviada).

Las fichas de contenido conviene que sean de un tamaño mayor que las bibliográficas y por tanto de­ben estar en otro fichero y ordenadas por orden alfabético de conceptos o por subtemas o subaparta­dos del índice de nuestro trabajo.

La técnica del fichaje permite acumular datos, recoger ideas, y organizarlo todo en un fichero.

Este sistema de fichas de contenido es muy útil para la elaboración de los apartados teóricos o de revisión de las investigaciones que se realicen. También son muy útiles para la síntesis de los diferentes métodos y procedimientos seguidos para la investigación del aspecto que nosotros vamos a estudiar. La relación de conceptos o subtemas fichables ya depende de la elaboración personal de cada uno y de la investigación específica que esté realizando.

 

Elementos de las fichas de contenido

a) Encabezado

 

- El orden de los encabezados es: Tema- Subtema - Sub-subtema.

- Pueden tener relación directa con el esquema de la investigación, o con los títulos, subtítulos e incisos de un libro que se esté fichando.

 

b) Referencia

En la referencia se debe encontrar os datos necesarios para reconocer la fuente de procedencia del contenido de la ficha.

- Como elementos mínimos ha de incluir: apellidos del autor - Título (que puede abreviarse) y páginas utilizadas. En caso de confusión con los apellidos del autor,anotar las iniciales.

- Cuando se han consultado varias ediciones de un mismo libro se señalará la utilizada en cada ocasión.

 

c) Contenido

Es conveniente no hacer más fichas de las necesarias, y aunque es difícil controlar que todas las fichas valgan al esquema de trabajo es probablemente la mejor ayuda para ello.


 

Tipos de fichas de contenido

a) Textuales

En las fichas textuales, el contenido corresponde íntegramente a los duicho en la fuente de información. Tener en cuenta lo siguiente:

- es importante no alterar el significado o la intención con que fue emitido el mensaje por el autor.

- Uso de comillas.

- Al seleccionar los párrafos, selección de aquellos que contengan información importante y no frases hermosas pero huecas.

-  Si en el original hay alteraciones gramaticales, no se debe corregir el error. La ficha debe marcar con un ??? el hecho de la alteración.

- Si el texto original lleva un subrayado se copia tal cual; en caso de prosible confusión se deberá hacer la aclaración inmediatamente entre corchetes que diga el subrayado es del autor.

 

b) De definiciones

Es una modalidad de la ficha textual, que consiste en copiar exactamente la definición de un concepto que de un concepto haga un autor.

 

c) De resumen

Se dice en pocas palabras la idea del autor, sin alterar el sentido original.

Se debe resumir:

- cuando el autor, por cuestiones de estilo, adorna la idea con palabras innecesarias para su comprensión.

- cuando en el libro consultado el desarrollo de una idea se extiende a lo largo de varias páginas.

 

d) De comentario personal

Si proviene del contenido de una ficha determinada, llevará los mismos encabezados y referencia que ella. Si no es así, los encabezados corresponderán a aquel punto del esquema en el cual funcione la ficha, y no tendrá referencia.

 

e) Mixtas

Hay cuatro formas de hacer una ficha mixta:

- se copia textualmente una parte y se incluye un resumen del resto del texto, o viceversa.

- se copia textualmente una parte y se añade un breve comentario personal.

- se mezclan partes de resumen, partes textuales y comentario personal, procurando conservar la idea expuesta por el autor sin alterarla.

- se hace un resumen y se añde un comentario.

 

f) De referencia cruzada

Puede servir para desarrollar distitnas partes de un trabajo. En ella se ponen los datos necesarios para remitir a aquella ficha que contiene la información completa.


 

Organización de las fichas de contenido

La organización se hará de acuerdo con el esquema, previamente establecido, del trabajo. De este modo, se podrá averiguar si realmente los datos recogidos son suficientes para desarrollar cada capítulo con sus respectivos incisos; y si hay necesidad de modificar el esquema, ya sea para agregar temas, ya para cambiar el orden de los mismos.

* Hay que reunir primero las fichas que integren un capítulo o tema general; después, clasificarlas según los apartados.