Tras unos meses de trabajo, ya está disponible el Libro de actas de las IV Jornadas de Inicio a la Investigación para estudiantes de la Facultad de Biología, que se celebraron durante el mes de junio de 2016. Le agradecemos a nuestros socios Vicente Martínez, Fátima Amat y Daniel Gómez su labor como editores.

Pincha en la imagen para descargar el Libro de actas (pdf, 2.7MB)

Hace unos meses os escribíamos para comunicaros que a uno de nuestros socios (Rubén del Campo, estudiante predoctoral del Departamento de Ecología e Hidrología de la Universidad de Murcia y miembro de la anterior Junta Directiva de AJIUM) había ganado la convocatoria de los proyectos de investigación para jóvenes investigadores de la AIL (Asociación Ibérica de Limnología).

Esta vez os comunicamos que otro socio de AJIUM, Vicente Martínez López (estudiante predoctoral de los departamentos de Zoología y Antropología Física, y de Ecología e Hidrología de la Universidad de Murcia, y también miembro de la anterior Junta Directiva de AJIUM) ha ganado la convocatoria de proyectos de investigación liderados por jóvenes investigadores de la AEET (Asociación Española de Ecología Terrestre) en la categoría “Tomando la Iniciativa”. El proyecto ganador se titula: “Polinizadores en riesgo: análisis de redes de polinización y dispersión de patógenos en zonas semiáridas”, está dotado de 2000€ y tiene un duración de un año.

Bombus terrestris en Sierra Espuña (Murcia). Foto tomada por Pepe Acosta

La primera convocatoria de proyectos destinados a jóvenes investigadores de la AEET fue en 2011, y desde entonces ha estado realizando una convocatoria anual. Actualmente se reconocen tres categorías de proyectos:

  • “Tomando la iniciativa”. Destinada a estudiantes pre-doctorales.
  • “Ganando independencia”. Destinada a post-doctorales que hayan leído la tesis hace menos de tres años.
  • “Consolidando la investigación”. Destinada a post-doctorales consolidados

Para más información, entra en la web de la AEET.

Desde AJIUM queremos resaltar la importancia de este tipo de iniciativas que suponen una excelente oportunidad para los jóvenes investigadores. Este tipo de convocatorias contribuyen a estimular la competitividad y la originalidad entre los científicos que se inician en la carrera investigadora, cualidades que sin duda son el motor del avance científico, por ello desde AJIUM animamos a la Universidad de Murcia y al resto de instituciones y sociedades relacionados con la investigación a impulsar este tipo de convocatorias.

Enhorabuena a Rubén y Vicente y mucha suerte en vuestros proyectos.

El pasado martes 23 de febrero tuvimos la oportunidad de tener una reunión con el Vicerrector de Investigación solicitada por él mismo y motivada, principalmente, por el documento que, como bien sabréis, remitimos tanto a diversos medios de comunicación como a responsables de diversas instituciones/fundaciones en torno a la inversión en I+D+i en la Región de Murcia.
Debido a la escasez de tiempo, decidimos centrar la reunión en la situación y estrategias en torno a los contratos postdoctorales.
Lamentablemente, no fue posible abordar muchos más aspectos, pero hay que resaltar la predisposición del Vicerrector en mantener en el futuro un diálogo fluido con los representantes de AJIUM, comprometiéndose con ello a reunirse con nosotros periódicamente para avanzar en diversas cuestiones.
En el siguiente enlace podéis ver los principales puntos tratados así como las contestaciones del Vicerrector.
Saludos

Desde AJIUM queremos dar a conocer el estado de la actividad investigadora en Murcia.

En el siguiente enlace podéis descargar el escrito reivindicativo redactado por la Junta Directiva y Socios de AJIUM.

Texto reivindicación investigación Murcia AJIUM

Esperamos que el texto se difunda y que la gente conozca el estado actual de la Investigación en la Región de Murcia.

Saludos

Sábado 9 de enero,

 

9:30 parking de Eroski: 5,4,3,2,1 IMPRO!!!!!!!!!

Este fue nuestro punto de encuentro, donde empezó nuestra andanza. Nos presentamos y, cual colegiales, pasamos lista y emprendimos rumbo hacia la Casa del Trigo.

Casa del Trigo

La primera grata sorpresa fue el albergue donde íbamos a pasar el fin de semana: en un entorno natural con unas vistas preciosas hacia el campo de Caravaca, y con unas instalaciones muy bien cuidadas, espaciosas y con mucho encanto.

 

 

Después de una ardua batalla sobre quién se quedaba con la litera de arriba, nos pusimos serios y empezamos las clases. Al comenzar, los socios de AJIUM hicieron una breve presentación de la asociación y destacaron la implicación de ésta en la organización y financiación del curso.

 

Seguidamente, Javi Soto, el profesor, nos explicó las normas que un improvisador debe seguir, de las que se destacan: no juzgar, trabajar en equipo, escuchar, no pensar, ser creativo, transmitir, convencer, conocerse, aceptar y seguir, “importanciar”…Para poder crear historias improvisadas.

Aprendida la teoría, metimos todos nuestros miedos y complejos en una caja que entre todos mandamos a la estratosfera (por lo menos!!) y empezamos conocernos, a crear un ambiente de grupo estupendo y a trabajar… o mejor dicho, a jugar!

El taller se basaba en juegos en pareja o en grupo, con distintos objetivos: algunos para relajarnos, otros para activarnos, estar atentos, practicar la agilidad mental, la comunicación corporal, la capacidad de escucha, conexión y coordinación con los compañeros, la espontaneidad y la creatividad… Todos ellos con un factor común: diversión garantizada.

14:30: Recargamos pilas! Gracias a la comida riquísima que nos prepararon en la Casa del Trigo

 

Tras haber “roto el hielo” por la mañana, seguimos jugando, creando historias, aprendiendo a expresarnos con naturalidad y a quitarnos los miedos y prejuicios que nos bloquean.

De entre todos los juegos, algunos de los más complicados pero que más nos gustaron eran los del tipo “mata-egos”, que consistían en crear historias pero con interrupciones o preguntas de un compañero, que podía cambiar el curso de la misma a su antojo, forzándonos a replantear y adaptar continuamente las ideas que nos surgían.

 

 Así, se nos pasó la tarde volando!

 

 

21:00:Ya había hambre… Y los cocineros de la Casa del Trigo nos tenían preparada una deliciosa cena.

 

Antes de acostarnos, seguimos contando historias para dormir bien, porque al día siguiente… más y mejor.

Domingo 10 de enero

 

Casa del Trigo

 

Qué mejor forma de coger energía que el desayuno! Mmmh!! Y en seguida, de vuelta al trabajo…¡Cómo se nota el café en vena!

 

El segundo día, aunque apenados porque el curso iba llegando a su fin, aprovechamos intensamente la mañana. A pesar de ser un grupo de personas que se habían conocido apenas 24 h antes, la complicidad que había surgido era evidente, de forma que el grupo funcionaba muy bien y todos nos sentíamos liberados, sin miedo al ridículo, y capaces de aventurarnos a cualquier situación inimaginable en la que Javi nos embarcara.

14:00: Llenamos el buche, que falta hacía.

 

Aquella tarde, y tras un fin de semana de impro intensiva, nuestros cerebros estaban preparados para todo tipo de pruebas que Javi nos proponía. Realizamos juegos que requerían de gran concentración y agilidad mental, como mantener conversaciones entre dos parejas que actúan como una única persona, una pareja con sus integrantes hablando a la misma vez y otra en la que cada uno decía una palabra, o inventar definiciones creativas y convincentes de palabras inventadas… IMPRO!!

 

Llegando al fin, intercambiamos impresiones para terminar un fin de semana redondo.

 

18:00: Fin de IMPRO!!!!

 

Y esta es nuestra historia que fue escrita sin guión, de la cual puede formar parte todo el mundo.

Recomendamos a tod@s nuestros socios que hagan este curso si tienen la oportunidad. Se trabajan valores muy necesarios no solo en el mundo de la investigación, donde tratan de imperar la competitividad y el individualismo, sino en cualquier ámbito de la vida. Trabajo en equipo, expresar, escuchar, aceptar…y seguir.

 

Queremos expresar nuestro agradecimiento al gran profesional Javi Soto, de Improvivencia (http://improvivencia.es/) y al equipo de la Casa del Trigo, que hizo que nuestra estancia fuera perfecta. ¡Seguro que repetiremos!

 

Rocío Baró

Laura Palacios

Jose A. Carbonell

Susana Pallarés

Con motivo de la celebración de las elecciones autonómicas del 24 de mayo, AJIUM decidió establecer una ronda de contactos con los diferentes partidos que concurren a ellas. El calendario de reuniones quedó como se detalla a continuación:

  • PSOE: martes 19 de mayo
  • Ciudadanos: miércoles 20
  • UPyD: jueves 21
  • Ganar la Región de Murcia (IU-Verdes-AS): viernes 22
  • Podemos: nos emplazaron a reunirnos tras las elecciones.
  • PP: no obtuvimos respuesta por su parte.

El objetivo de estas reuniones era presentar a los partidos el Decálogo de Objetivos de la FJI consensuado por la Federación de Jóvenes Investigadores, de la que AJIUM forma parte. Como resultado de esta ronda de reuniones hemos preparado dos documentos: una reflexión global y resumen de los puntos tratados en cada encuentro.

Desde aquí queremos, una vez más, agradecer la buena disposición de los partidos que han accedido a reunirse con nosotros en esta última semana de campaña electoral.

Saludos,

AJIUM

FOTOS DE LAS REUNIONES

 PSOE

 Ciudadanos

 UPyD

 

 

 

 

 

 

Ganar la Región de Murcia

La edición digital del periódico británico The guardian alberga una sección un tanto peculiar comparada con las que encontramos en otros diarios. En esta sección, denominada Academics Anonymous, miembros de la Academia publican artículos de opinión sobre diversos aspectos de propia la Academia. Para garantizar la sinceridad de la opinión recogida en el texto el periódico no publica la identidad del colaborador. Recomiendo la lectura de las entradas allí publicadas, veréis como no sois los únicos que pensáis de forma diferente, que no somos tan pocos los que creemos que el sistema podría funcionar mejor y que los problemas que nos preocupan y afectan no se circunscriben a un territorio concreto.

En esta entrada voy a comentar el artículo titulado European Research Funding: it´s like Robin Hood in reverse. Valga decir que no he contrastado los datos que el autor expone y que las siguientes líneas que escribo son el mero comentario de lo que el autor recoge.

El programa Horizonte 2020 de la Unión Europea parte con un presupuesto de 80.000M€ siendo uno de sus objetivos primordiales el de mejorar las condiciones de la carrera investigadora. Para ello cuenta con dos proyectos estrella, las subvenciones para establecer grupos jóvenes (European Research Council) y las becas Marie-Slodowska-Curie.

Pero, ¿Cumple este programa el objetivo que persigue?

Pues a la vista de los datos parece que la respuesta es un: a efectos prácticos no

 

 

En 2013 se invirtió en 300 proyectos para establecer grupos jóvenes, cada una de ellos dotado con 2M€. La tasa de éxito para los solicitantes estuvo en torno a un 10%. Esto nos da una idea de lo competitivo que es el proceso para obtener esta financiación. En el baremo, entre otros factores, prima el número de publicaciones en revistas de alto impacto, el centro para el que se solicita el proyecto y por su puesto el proyecto en sí. Dejando a un lado el hecho de que publicar en este tipo de revistas requiere, además de un trabajo bien hecho y mucho esfuerzo, de suerte y de estar en un tema que esté de moda el principal “efecto secundario” es que en 2013 el 75% de los proyectos financiados recayeron  en: Gran Bretaña, Alemania, Israel, Francia, Países Bajos y Suiza. De este modo se deja de lado a Europa del “Este” y poniendo en tela de juicio el principio de integración económica de los países de la UE para mejorar la calidad de vida de los habitantes de países económicamente menos favorecidos.

El alto grado de competitividad hace que proyectos que se apartan de las tendencias más en “boga” no se financien. Esto es un grave error pues podríamos estar perdiendo grandes oportunidades en cuanto a descubrimientos novedosos se refiere. Si analizamos la historia de los grandes descubrimientos científicos veremos un gran número de proyectos no tan de moda y muchas casualidades que han tenido un gran impacto en la vida de las personas.

Al ser una cantidad tan ingente de dinero en vez de fomentar la tarea investigadora se obliga al investigador a convertirse en un pequeño burócrata que ha de contratar a personal, gestionar el dinero y un largo etcétera. En resumen el investigador se aparta de la propia investigación.

¿Por qué no disminuir la cuantía de la dotación y financiar a más grupos? En 2010 casi 100.000 individuos obtuvieron el título de Doctor en Europa, parece que 300 “subvenciones” se quedan algo escasas. ¿Por qué no introducir un nuevo tipo de beca que incluya tan sólo el salario para aquellos que deseen realizar proyectos dentro de macroproyectos? Esto último podría facilitar la apertura de nuevas líneas de investigación interesantes y novedosas.

Por otro lado tenemos las becas Marie Curie. Estas becas fomentan la movilidad, la fomentan tanto que si ya estás viviendo en un país diferente al de donde naciste no puedes pedirlas para ese país de acogida. Por supuesto, tampoco puedes pedirla para volver a tu país aunque lleves años “movilizado” en un país diferente al tuyo. Supongo que para las mujeres la etapa de su postdoc debe ser maravillosa: puedes quedarte embarazada en el país A, dar a luz en el país B y que tu bebé termine en la guardería del país C. Esto, sin duda, es una gran política familiar. ¡La ventaja es que si vuestro bebé se aclara algún día puede salir tri o tetralingüe!

Otro punto en contra de esa movilidad es que en muchos países existe todavía una preferencia con respecto a los candidatos locales frente a los extraterrestres que vienen de fuera. La meritocracia no termina de enraizar en ciertas culturas europeas, el autor cree que la UE debería castigar de alguna manera aquellas universidades/centros de investigación en las que la meritocracia no sea el eje vertebrador para cubrir nuevos puestos.

Es indiscutible que la movilidad es buena y necesaria (ver diferentes sistemas de gestión, establecer colaboraciones,  aprender técnicas nuevas y un largo etcétera) por eso mismo no sólo debería estar restringida a los recién doctorados o a las primeras etapas de la carrera investigadora (que se puede alargar por años y años encadenando un postdoc tras otro) sino que deberíamos compartir esa experiencia con decenas de Académicos que no han realizado ninguna estancia en su vida laboral o con aquellos con los que su curriculum no es tan excelente como debería ser para trabajar en la casa del saber. Propongamos becas de movilidad para personal fijo, ellos también forman parte del sistema y deben movilizarse para mejorar dicho sistema.

Queda un largo camino por recorrer para adaptar financiación, investigación y vida personal. Desde mi punto de vista, creo que merece la pena intentar que las cosas mejoren. Pero no debemos olvidar una cosa: no basta con decir esto no me gusta o esto está mal o escribir en twitter, debemos pedir cambios y aportar soluciones. Quejarse es no conformarse con los axiomas que nos repiten que son los correctos, es proponer los cambios para que  las cosas funcionen mejor.

Hoy que tanto se critica a los jóvenes (a los que emigran porque no se quedan luchando en su país, a los que se quedan por que ni trabajan ni estudian)  yo sigo teniendo fe en nosotros, tenemos las herramientas para llevar a cabo los cambios necesarios.

Termino con un mensaje para la generación que ahora está dirigiendo el país acaparando todos los trabajos, los salarios, los sobres y un largo etcétera. A vosotros os digo que es un hecho biológico incuestionable que algún día nuestra generación tendrá que cuidar de la vuestra, seremos nosotros quien os cuidemos en la vejez y en la enfermedad, estoy seguro de que cuidaremos de vosotros con el cariño que vosotros nos estáis negando a nosotros.

 

Autor y correo:

Javier Abellón; javierabellon@um.es

 

Las revisiones sistemáticas son una poderosa herramienta de uso muy frecuente en las ciencias sanitarias, y permiten combinar la evidencia científica existente en una determinada área de investigación para extraer conclusiones generales que puedan ser útiles para investigadores, profesionales de la salud y responsables del diseño e implementación de políticas en materia sanitaria. Por ejemplo, podríamos estar interesados en integrar la información de estudios que compararon la eficacia de la combinación de psicoterapia y psicofármacos frente al tratamiento sólo con psicofármacos en pacientes con un trastorno depresivo mayor.

Si la información que queremos combinar es de tipo numérico, entonces podemos hacer uso del meta-análisis, que consiste en la integración cuantitativa de los resultados de una serie de estudios sobre el mismo problema. En un meta-análisis se suelen utilizar técnicas ponderadas que tienen como primer objetivo obtener un “resultado promedio” que resuma los hallazgos de los distintos estudios. Esto nos permitirá contestar a preguntas como: ¿cuál es el efecto medio de la psicoterapia en pacientes con un trastorno depresivo mayor que están siendo tratados con psicofármacos?

Sin embargo, es muy habitual observar discrepancias entre los estudios que estamos integrando, que pueden ser debidas a las diferencias entre las muestras, la aplicación de la intervención o el diseño entre los diferentes estudios. Si estos detalles han sido adecuadamente especificados en los estudios, entonces es posible analizar la relación entre una o varias características de los estudios y las fluctuaciones entre sus resultados. Éste es el segundo gran objetivo en un meta-análisis, y las técnicas más flexibles en la actualidad para realizar este tipo de análisis son los modelos de regresión, que en este contexto se llaman modelos de meta-regresión. Gracias a este tipo de modelos, podemos plantear preguntas como: ¿qué influencia tienen el tipo de enfoque psicoterapéutico y la adherencia terapéutica en la eficacia de la psicoterapia para este tipo de pacientes? ¿Existe relación entre la edad, el sexo o el historial clínico de los pacientes y el grado de mejoría que experimentan si se incluye la psicoterapia en el tratamiento de su depresión?

Y ahora que ya sabemos qué es un meta-análisis y qué función tienen dentro de éste los modelos de meta-regresión, es el momento de dirigir nuestra atención a un índice clave en este tipo de modelos: R2. Este índice nos permite estimar la capacidad predictiva del modelo, es decir, qué proporción de la variabilidad entre los resultados de los estudios puede deberse a la/s característica/s que hemos incluido en el modelo. Al tratarse de una proporción, el valor esperado está entre 0 y 1. Así, si planteamos un modelo de meta-regresión que incluya la antigüedad media del trastorno depresivo en meses (variable predictora) y el efecto de la psicoterapia estimado en cada estudio (variable dependiente), un valor de R2 = 0.5 indica que este aspecto, por sí solo, es responsable de la mitad de la variabilidad entre los resultados de los diferentes estudios. En otras palabras, este resultado sugeriría que la antigüedad del trastorno es un factor muy importante para pronosticar el efecto de la psicoterapia en este tipo de pacientes (y si queremos avanzar un paso más, una pendiente negativa en este modelo estaría revelándonos que los pacientes que más se van a beneficiar de la psicoterapia son aquello que cayeron deprimidos más recientemente).

Después de esta extensa (pero quizá necesaria) introducción, el objetivo de este trabajo era el estudio y comparación del comportamiento de los diferentes métodos disponibles actualmente para calcular R2 en modelos de meta-regresión. Esto se llevó a cabo mediante simulación Monte Carlo. El artículo incluye una descripción formal de los distintos métodos y de los generadores, valores paramétricos y condiciones que se tuvieron en cuenta en la simulación; por lo tanto, para intentar explicar sin demasiados tecnicismos en qué consiste programar un estudio de simulación, diré que es como llevar a los métodos estadísticos que estamos estudiando a un concurso de preguntas tipo Saber y Ganar: en este tipo de estudios, generamos números aleatoriamente a partir de distribuciones conocidas donde hemos fijado los parámetros, de forma que nosotros ya sabemos la verdad, y eso nos permite evaluar la precisión de las respuestas de cada concursante. En un estudio de simulación es habitual que cada método responda a miles de preguntas, con el fin de descartar que una falta de precisión se deba a los nervios del directo (aunque a nuestros métodos estadísticos les gusta más hablar de error de muestreo). En este tipo de concursos también hay diferentes categorías de preguntas, y el objetivo último es comprobar el grado de precisión de los distintos métodos a través de las diferentes temáticas (que en su jerga se llaman escenarios simulados).

A continuación podéis ver una figura que recoge parte de los resultados de este estudio de simulación. En este caso, utilizamos uno de los métodos para calcular R2 un total de 10.000 veces para cada condición. Nosotros ya sabíamos por adelantado que el valor correcto era 0.25. Esto fue lo que encontramos:

 

La principal conclusión que extrajimos después de examinar esta figura fue que este método, uno de los más comúnmente utilizados en la práctica, podía arrojar prácticamente cualquier valor para R2 salvo que el número de estudios fuera relativamente alto. El panorama no fue más alentador al examinar el comportamiento de los restantes métodos. Dado que en la práctica es frecuente integrar un número de estudios pequeño o moderado, este estudio revela la necesidad de desarrollar nuevas técnicas para suplir las limitaciones de las actuales. Este trabajo, como la mayoría de estudios de simulación, ilustra las limitaciones de métodos frecuentemente aplicados. Por ello, su publicación tenía como principal misión que los investigadores que quieran aplicar estos métodos sean conscientes de sus debilidades y que interpreten sus resultados de manera cautelosa si su revisión sistemática no incluye al menos en torno a 40 estudios.

 

Autor y contacto:

ja.lopez-lopez@bristol.ac.uk

 

– Enlace:

http://www.um.es/metaanalysis/pdf/5046.pdf

 

Desde el origen de la vida en nuestro planeta, los organis­mos se han visto expuestos a un ambiente caracterizado por la existencia de numerosos ciclos ambientales, siendo la alternan­cia luz-oscuridad, con una periodicidad de 24 horas, uno de los más importantes.

La presencia de mecanismos endógenos que permiten la anticipación a estos cambios cíclicos del ambiente supone, sin duda, una ventaja adaptativa para los individuos. Así, no es de extrañar que la selección natural haya favorecido que todos los organismos a lo largo de la escala evolutiva posean relojes biológicos. De esta manera, las distintas especies pueden explotar determinados nichos temporales y coordinar los procesos fisiológicos para optimizar la eficiencia metabólica.

El sistema que se encarga en nuestro organismo de generar y coordinar los ritmos de 24 horas se conoce como sistema circadiano. La estructura básica está integrada por un marcapasos o reloj central que oscila de manera autónoma pero que ha de ponerse en hora cada día sincronizándose a las señales periódicas del ambiente (ej. luz). En mamíferos este marcapasos o reloj central se ubica en una región del cerebro conocida como núcleo supraquiasmático (NSQ). Una vez que la actividad de las neuronas del NSQ ha sido sincronizada, éste comunica la señal temporal mediante proyecciones nerviosas y a través de señales humorales al resto del cerebro y del organismo.

La maquinaria molecular que subyace a la generación de los ritmos circadianos se basa en bucles de retroalimentación positivos y negativos y su funcionamiento se traduce en un perfil de expresión de distintos genes que se va repitiendo día tras día. Entre los principales componentes del reloj de mamíferos se encuentran los genes reloj Period (Per1 y Per2). Recientemente, se ha descrito que la expresión de estos genes no solo ocurre en el reloj central sino que también se expresan en diferentes áreas cerebrales (ej. hipocampo, implicado en los procesos de aprendizaje y memoria) y en múltiples tejidos periféricos (ej. hígado, pulmón). Estas regiones, a pesar de ser capaces de oscilar de manera autónoma, reciben información temporal  desde el marcapasos central. De esta manera se consigue una sincronización interna de todo el sistema estableciéndose un orden temporal entre ritmos circadianos manifiestos. Entre estos ritmos tenemos, por ejemplo, el ritmo de actividad y reposo, el ritmo de temperatura corporal, el ciclo sueño-vigilia, ritmos hormonales, etc.

Tradicionalmente las especies se han clasificado como diurnas o nocturnas en función del momento del día en el que están activas: diurnas cuando su periodo de actividad ocurre durante las horas de luz, o nocturnas cuando realizan su actividad durante la noche. En el contexto de los ritmos biológicos, nos podemos preguntar cómo funciona el sistema circadiano de las distintas especies para determinar que éstas exploten un nicho temporal u otro. Curiosamente existen especies capaces de invertir sus patrones de actividad (diurno a nocturno) bajo determinadas condiciones. Estas especies constituyen modelos muy interesantes para responder a esta pregunta ya que permiten comparar individuos con distintos patrones de actividad dentro de la misma especie.

En este artículo utilizamos como modelo animal el Octodon degus (Fig. 1). En condiciones naturales, esta especie es principalmente diurna; sin embargo, en el laboratorio algunos animales son capaces de invertir su fase de actividad de diurna a nocturna cuando tienen libre acceso a la rueda (Fig. 2).

Figura 1: Fotografía de un degu adulto en nuestro laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia.

Figura 2: Ritmo de actividad en rueda de un degu diurno (izquierda) y de uno nocturno (derecha). En estas gráficas conocidas como actogramas se representan los valores de actividad (mediante rayas negras) a lo largo de los distintos días (eje de ordenadas) frente a las horas del día (eje de abscisas).

Para ello, obtuvimos cerebros de degus diurnos y nocturnos en dos momentos del día: durante la fase de luz y la fase de oscuridad. Posteriormente, mediante una técnica conocida como hibridación in situ, analizamos los niveles de ARN de Per1 y Per2 en el reloj central y  en otras regiones cerebrales en la que sabemos que existen osciladores, como es el hipocampo.

A nivel del reloj central (NSQ), la expresión de Per1 y Per2 fue mayor durante la fase de luz independientemente del cronotipo diurno o nocturno del animal. Sin embargo, fuera del reloj central,  la expresión de Per2 en el hipocampo y en la corteza cerebral estaba en fase con los ritmos actividad de los animales. Así, los degus diurnos mostraron mayores niveles de Per2 durante el día, mientras que en los degus nocturnos, la expresión de Per2 fue máxima durante la noche. Así pues, a nivel del NSQ, el patrón de expresión de estos genes es similar, mientras que en regiones externas al NSQ, como el hipocampo, los niveles de expresión son mayores coincidiendo con el periodo de actividad del animal.

En resumen, este estudio apoya las evidencias que indican que los mecanismos que determinan el nicho temporal diurno o nocturno de los mamíferos se encuentran “aguas abajo” del NSQ. En estudios futuros queremos investigar cómo se establece el acoplamiento entre el NSQ y el resto de osciladores y cómo la inversión de los patrones de expresión de los genes entre nocturnos y diurnos fuera del NSQ afecta a la fisiología del organismo. Responder a estas preguntas es de gran importancia a la hora de identificar las posibles consecuencias asociadas a las inversiones del patrón de actividad que ocurren en el caso de humanos que trabajan en turnos nocturnos.

Autora y correo:

Beatriz Baño Otálora;  beabano@um.es

Enlace:

http://jbr.sagepub.com/content/28/4/249.abstract

Top
Switch to mobile version